Volver al deporte tras un parón: los retos que afrontarás y cómo superarlos

Los comienzos nunca son fáciles, y cuando se trata de hacer deporte podemos encontrarnos con alguna que otra dificultad. Detrás de un propósito como empezar a moverse o hacer más ejercicio, hay una buena intención: ponerse en forma y tener una vida más saludable. Ojalá bastara con saber estas dos cosas para que volver a la rutina deportiva y mantenerla no fuera tan duro. Sin embargo, la realidad se nos puede presentar con algún que otro obstáculo.

Los principales factores de los que depende conseguirlo con éxito: marcarse un objetivo, aprovechar la motivación del principio o tener una buena planificación.

Más allá de la motivación: el ejercicio como recompensa inmediata

Dónde buscar la motivación, cómo mantenerla, cómo recuperarla… Son cuestiones que se presentan a menudo cuando se trata de volver a calzarnos las zapatillas. Sin embargo, el planteamiento de la motivación puede entenderse de dos formas distintas.

En la primera, la motivación se traduce en ganas de hacer algo. Pero si no tenemos claro qué es ese «algo», más allá de un impulso difuso, puede llevarnos, en muchas ocasiones, a dejarnos arrastrar por el entorno y terminar por apuntarnos al gimnasio —por ejemplo—, sin pararnos a pensar si realmente es eso lo que queremos. Si no tenemos clara que la actividad elegida sea la más apropiada para nosotros, o no hay un fundamento personal y claro tras esa elección más allá de ese ímpetu colectivo, muy probablemente acabaremos por bajar los brazos antes de tiempo.

La segunda forma de entender la motivación se centra en tener una razón interna que sea significativa, personal y te estimule a la acción. Al final, esta manera de entender la motivación es mucho más sólida y duradera que la primera porque se trata de dar con una razón propia y personal.

Lo que debes tener en cuenta a la hora de marcarte un objetivo

Cuando se trata de volver a hacer deporte, es necesaria una buen dosis de realidad. No es casualidad que las recomendaciones que más se escuchan en torno a este tema sean la de empezar de forma progresiva y marcarse objetivos alcanzables, ya que son muchas las personas que pasan de no hacer nada de ejercicio, a sudar la camiseta a diario.

Estas recomendaciones están dentro de lo que en muchos ámbitos se llama S.M.A.R.T. goals, unas siglas en inglés que en términos deportivos se pueden aplicar como los factores que no deben faltar a la hora de establecer unos objetivos con los que superar la vuelta a la rutina. Estos son:

  • Específico (specific): como decíamos más arriba, el objetivo puede ser el que tú quieras, pero elijas lo que elijas (ponerte en forma, perder peso, preparar una maratón) debe ser lo más específico posible.
  • Medible (measurable): basándonos en lo anterior, aquí debemos de hablar de números: aguantar un kilómetro o una hora corriendo; aumentar el número de repeticiones en sentadilla o levantar más peso en press de banca.
  • Alcanzable (attainable): esta es una de las partes más peliagudas porque los estudios sugieren que cuando nos planteamos volver a la rutina y nos apuntamos gimnasio, solemos sobreestimar el tiempo que vamos a dedicarle al ejercicio. Esto hace que nos marquemos objetivos más ambiciosos y al final caemos en una situación que puede generar estrés y abandono de la actividad. Por eso, lo mejor es plantearse un objetivo alcanzable a corto-medio plazo.
  • Realista (realistic): la honestidad con uno mismo es básica para marcarse un rumbo y para ello, hace falta hacerse las preguntas correctas: ¿cuánto tiempo al día y a la semana podrás dedicarle al ejercicio? ¿Qué recursos (tiempo o dinero) te hacen falta? ¿Necesitas apoyo de tu entorno?
  • Tangible (timely): esta variable sale por sí sola si se siguen las pautas anteriores, ya que el objetivo ha de estar planteado dentro de un marco de tiempo desde la vuelta a la rutina hasta, por ejemplo, tres meses de actividad física. para seguir leyendo éste interesante artículo pincha sobre la fuente.

Fuente de la noticia: https://www.vitonica.com/n/volver-al-deporte-tras-un-paron-los-retos-que-afrontaras-y-como-superarlos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *