Una mala hidratación en verano puede afectar a nuestro rendimiento: así puedes asegurarte de beber suficiente agua

Durante los últimos meses, cada vez que mencionamos  las recomendaciones habituales para entrenar en la calle durante estos días de verano, una de ellas se repite constantemente. Se trata de la recomendación de consumir el agua necesaria y suficiente siempre que salgamos a entrenar fuera, de manera que no corramos ningún riesgo.

Sin embargo, una investigación reciente, publicada en la revista MDPI, encuentra que la mayoría de las personas que practican hiking en verano no llevan consigo el agua suficiente o que necesitarían para mantenerse bien hidratados. En este caso, esta investigación se refiere específicamente a la práctica de senderismo, pero es posible que esta situación se extienda a otros deportes al aire libre.

Cómo afecta una mala hidratación durante el ejercicio al aire libre

Por supuesto, no hidratarnos adecuadamente pone en riesgo nuestra salud, pero también algo más inmediato como es nuestro rendimiento. En la investigación señalan que alrededor del 25% de las afecciones o problemas causados por el calor no son únicamente causa del propio calor, si no también de un mal balance en el consumo de fluidos.

Por un lado, encuentran que, en comparación con la práctica de hiking con condiciones moderadas de tiempo, cuando se practica la misma actividad con calor, el rendimiento se veía afectado. La velocidad a la que se realizaba el senderismo disminuía, exponía a los participantes a más tiempo bajo el sol y más riesgo de sufrir daños por calor.

Las personas principiantes, o con menos capacidad aeróbica, se veían afectados de manera más negativa. En general, lo que encuentran es que al practicar senderismo en condiciones de mucho calor, se reduce el rendimiento en un 11%, la capacidad aeróbica en un 7% y se elevaba la temperatura corporal, así como el esfuerzo percibido en un 19%.

Es importante tener en cuenta que el calor nos hace más lentos, por lo que, lo que haríamos en una hora en situación normal, con calor añadiremos un rato más. Es algo a tener en cuenta, porque de esa manera podremos preparar la cantidad de agua y comida necesaria.

Cómo asegurarnos de beber la cantidad de agua necesaria

Cuando hacemos deporte en la calle, aunque no llevemos agua encima, solemos podemos encontrar fuentes en el camino. Sin embargo, por causa del COVID-19, actualmente las fuentes están deshabilitadas. Todo el agua que vayamos a consumir tendremos que llevarla encima.

Lo ideal es que bebamos antes de salir a entrenar, pero también durante y después. Tomar pequeños tragos cada poco tiempo nos ayudará a ir recuperando hidratación. Es comprensible que no siempre es cómodo llevar el agua en bidones, sobre todo si tenemos que llevar varios.

Por ello, hay algunas opciones que podemos encontrar en el mercado como las mochilas o cinturones de hidratación. Las mochilas nos permitirán llevar los bidones de manera más cómoda o, en algunos casos, cuentan con un sistema de hidratación de bolsa con una gran capacidad.

En el caso de los cinturones de hidratación, nos permiten llevar con comodidad un bidón o dos de agua que, si vamos a estar mucho tiempo fuera, se pueden añadir a otra cantidad de agua que ya llevemos.

FUENTE DE LA NOTICIA: https://www.vitonica.com/entrenamiento/cuando-hacemos-deporte-verano-no-siempre-nos-hidratamos-bien-afecta-a-nuestro-rendimiento-asi-podemos-beber-suficiente-agua

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *