Tres ejercicios de Pilates que te ayudan a ser un mejor corredor

Si en anteriores ocasiones habíamos visto que disciplinas como el Yoga pueden ayudarnos a mejorar en carrera, hoy repasamos los beneficios que podemos obtener del método Pilates como runners: qué ejercicios o movimientos no pueden faltarnos, cómo nos benefician y cómo se hace cada uno de ellos.

El método Pilates es perfecto para combinar con nuestros entrenamientos de carrera, por ejemplo, en esos días en los que vamos a realizar un descanso activo y queremos optar por una actividad complementaria que tenga un bajo impacto en nuestras articulaciones. Estos son los tres ejercicios de Pilates que no pueden faltarle a un runner.

Disfruta de todos los beneficios del Pilates en tu Centro de Bienestar y Salud. Pincha para saber los horarios de actividades dirigidas y elige el que más se adapte a ti.

Hundred, el ejercicio estrella de Pilates

Si hay un ejercicio conocido por todos (odiado por muchos y amado por unos cuantos) en las sesiones de Pilates, ese es el Hundred. El Hundred o «cien» nos ayuda a trabajar la musculatura de nuestro core o zona central de forma intensa, coordinando el movimiento con la respiración, que nos ayuda a facilitar el ejercicio.

La técnica es sencilla, al menos sobre el papel: nos tumbamos boca arriba, elevamos nuestras piernas formando un ángulo de 45 grados y elevamos nuestro torso gracias a la musculatura del abdomen apoyándonos sobre la punta de nuestras escápulas. Los brazos quedan extendidos a ambos lados del cuerpo, en el aire, y desde ahí, mientras movemos los brazos arriba y abajo realizamos 100 pulsos, respirando con un patrón de cinco pulsos para inspirar y cinco para soltar el aire.

Es cierto que el Hundred es un ejercicio exigente, pero es accesible a todos los públicos realizando algunas variaciones para adaptarlo a los distintos niveles. Si eres principiante, siempre puedes realizar menos pulsos (comienza con grupos de 10 en lugar de llegar a 100 del tirón), apoyar los pies en el suelo o flexionar las rodillas a 90 grados.

Algunas cosas que debemos tener en cuenta a la hora de realizar el Hundred de Pilates: la barbilla debe mantenerse siempre alejada del esternón (podemos pensar en que tenemos un huevo entre ambas partes del cuerpo y que, si bajamos la barbilla, el huevo se rompe) y no debemos notar tensión en la zona del cuello (esto suele ocurrir porque tiramos de la musculatura del cuello para mantener el torso elevado, en lugar de activar al abdomen).

Dead bug o insecto muerto para trabajar nuestra zona central

Otro de los movimientos más conocidos del método Pilates es el dead bug o insecto muerto. A través de este ejercicio trabajamos tanto la coordinación mano-pierna como la estabilidad de la cintura escapular y de la cadera, además de realizar un buen trabajo de la musculatura del core.

El objetivo de este ejercicio es disociar el movimiento de dos segmentos corporales distintos y, al mismo tiempo, coordinar ambos mejorando la coordinación neuromuscular. La musculatura del core o zona media de nuestro cuerpo actúa como punto de unión entre las extremidades, como lugar desde el que parte el movimiento de brazos y piernas. Para seguir leyendo el artículo pincha sobre la fuente.

Fuente de la noticia: https://www.vitonica.com/carrera/tres-ejercicios-pilates-que-te-ayudan-a-ser-mejor-corredor

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *