Tenemos un plan para no dejar el fitness estas Navidades

Entramos en una fase de riesgo: La pre Navidad. Ya sabemos cuánto vamos a comer y cuánto vamos a engordar, y estamos decididos a concedernos ese homenaje.

Eso es así. “Entonces –nos dice nuestra voz interior boicoteadora- ¿Para qué vas al Centro Fitness si luego vas a engordarlo todo y más? Déjalo, entrégate a la fiesta, los licores y el turrón y después de Reyes veremos”.

Lo cierto es que aún faltan un par de semanas para la Navidad pero se avecinan fiestas y cenas de empresas con su habitual desparrame de alcohol, grasas y calorías, puede que tu voz interior boicoteadora tenga razón.

O no, es posible luchar contra ella y desplegar una estrategia para no dejarlo una vez más el 10 de diciembre por culpa de la Navidad. Te decimos más, es posible seguir entrenando, a pesar de la Navidad.

Detallemos la estrategia:

1. Haz un plan. ¿Cuántos días a la semana quieres ir? ¿Cuánto tiempo? ¿A qué hora ? Parece una idea muy simple, pero mientras más estructurado sea nuestro horario de ejercicios más fácil será cumplir de un modo serio y contundente.

2. Para estos días busca una actividad nueva, que te guste y te motive. Ten paciencia y busca bien. Es el único modo de que te enganches, disfrutes del gimnasio y puedas luchar contra el espíritu navideño que te rodea. Si te tomas los entrenamientos como una actividad que debes realizar por disciplina tendrás pocas posibilidades de éxito.

3. Decide si quieres entrenar en solitario o en grupo. Debes escoger el modo que sea más cómodo para tus compromisos sociales.

4. Para de pensar en el fitness como una tortura, céntrate en lo bien que te sientes cuando terminas de entrenar. Piensa también que podrás comer turrón sin sentimiento de culpa (o con menos).

5. Hazte una play list con los clásicos navideños para entrenar. Sí, “All I want for Christmas is you” es uno de ellos. Escuchar música mientras entrenas inspira y motiva para seguir adelante. Escoge canciones energéticas y que te traigan buenos recuerdos. Prescinde de los villancicos clásicos. Es un consejo, pero si te sirven para correr, inclúyelos.

6. Rodéate de gente que también haga deporte habitualmente, con quien puedas hablar y compartir tus dudas en los momentos de debilidad cuando tu voz boicoteadora vuelva a decirte que te quedes en el sofá bajo la manta.

7. Recuerda que el ejercicio también puede curar heridas emocionales. Así que si se prevé una navidad crítica no te saltes el gimnasio, a la salida te sentirás mucho mejor … continuará siendo Navidad en la calle y, contra todo pronóstico, habrás ido al gym.
FUENTE DE LA NOTICIA: http://www.woman.es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *