Running: seis consejos para no arruinar el día de la carrera

La competición es un caramelo para el runner, es un test para comprobar si los entrenamientos los estamos haciendo bien. Realizar una buena participación en una carrera depende de muchos factores, unos podemos controlarlos y otros no. Hoy vamos a hablar de los que podemos controlar, dando una serie de consejos para no arruinar el día de la carrera.
El material, la comida, bebida y la estrategia en carrera son aspectos que podemos controlar para obtener buenos resultados. Si hemos hecho un buen entrenamiento las semanas antes de la carrera, seguir estos consejos nos van a servir para que nada nos arruine ese día.

Consejos para el día de la carrera

-No estrenes nada de material: es algo muy goloso el querer estrenar zapatillas o vestimenta el día de la carrera, pero si no estamos acostumbrados, el calzado rozará en zonas que no teníamos previstas y con las zapatillas la pisada será muy diferente a la que estamos acostumbrados, pudiendo aparecer dolores o molestias. Corre con la ropa y las zapatillas con las que estás acostumbrado.

-Protege la zona de rozaduras: si te sueles rozar en zonas como axilas, pezones o parte interna de muslos, échate vaselina. Es muy incómodo correr mientras esas zonas molestan por el roce. Además, en las carrera, como solemos ir más rápidos, se suele acentuar el rozamiento.

-Levántate con tiempo: en el caso de que la carrera sea por la mañana. Al menos tres horas antes, para comer y para llegar a la zona de salida al menos con una hora de antelación, así evitamos prisas de última hora por no poder aparcar, recoger el dorsal o similar.

-Come y bebe bien el día de antes: no descuides una buena hidratación y alimentación el día antes de la carrera. Mantén siempre el vaso de agua cerca de ti y haz una recarga de hidratos de carbono el día de antes, pero procurando que las comidas no sean muy pesadas.

-No improvises con la comida o suplementos: al igual que con el material, no improvises con la alimentación o los suplementos. Si nunca has tomado un gel, no vayas a hacerlo el día de la carrera. Si nunca has probado un desayuno que has leído en alguna revista o blog, no lo hagas ese día, prueba antes a ver cómo te sienta. Haz lo que estás acostumbrado a diario y te funciona bien.

-Evita un exceso de abrigo: a los cinco minutos de empezar a correr la temperatura es muy distinta a la que sentimos estando parados en la línea de salida. Mi consejo es que te quites una capa de lo que sueles estar acostumbrado, para que no rompas a sudar en exceso en la carrera y acabes medio deshidratado.

FUENTE DE LA NOTICIA: www.vitonica.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *