¿Qué puedo comer después de entrenar? Las mejores opciones para favorecer la recuperación de los músculos

Un punto muy importante a tener en cuenta cuando se trata de obtener las mejores ganancias posibles por parte del entrenamiento es la ingesta post-entrenamiento, ya que permite que nos recuperemos de manera efectiva y que posteriormente crezcamos y podamos seguir superando nuestras marcas.

Algo que debes saber antes

Antes de responder a la cuestión principal del artículo tenemos que tener en cuenta varios puntos;

El primero es que no existe ningún alimento esencial para recuperarnos. Aunque es indudable que existen ciertos alimentos que son mejores que otros para recurrir a ellos después de entrenar, estos se pueden suplir por combinaciones de otros en caso de que el consumo de los primeros genere malestar o en caso de que simplemente no nos gusten.

El segundo es que existe una diversidad enorme de entrenamientos, pero en este caso nos centraremos en un entrenamiento clásico de gimnasio (los típicos orientados a la hipertrofia llevados a cabo en rangos de entre seis y doce o incluso quince repeticiones aproximadamente) ya que es imposible que abordemos todos los tipos de post-entrenamiento en función de cada deporte y cada tipo de entrenamiento.

El tercero y último es que estas recomendaciones generales no sustituyen las indicaciones particulares que pueda darte un dietista-nutricionista deportivo tras haber valorado correctamente tu caso concreto. Como he comentado, no nos es posible ahondar en cada caso individual.

¿Qué comer después de entrenar?

Aunque no soy partidario de poner ningún alimento en un pedestal, si existe un alimento que considero que destaca por encima del resto es la leche, y precisamente esto se debe a que cumple de manera muy eficiente una triple función; repara, repone y rehidrata.

Cuando hacemos referencia a reparar, hablamos de aportar una fuente de proteínas de alta calidad que permita optimizar la síntesis de proteínas musculares, ya que el entrenamiento de fuerza genera una degradación de estas proteínas que necesita una resíntesis posteriormente para permitir que aumente el tamaño del músculo.

Cuando hacemos referencia a reponer, hablamos de aportar carbohidratos(principalmente de rápida absorción) que permitan resintetizar los depósitos de glucógeno que hemos vaciado (al menos parcialmente) durante el entrenamiento de pesas.

Cuando hacemos referencia a rehidratar, hablamos de devolver al cuerpo a sus niveles normales de hidratación, de modo que se recupere la homeostasis, es decir, los valores considerados normales que permiten la integridad de las células, lo antes posible. Para seguir leyendo este artículo pincha sobre la fuente.

Fuente de la noticia: https://www.vitonica.com/alimentos/que-puedo-comer-despues-entrenar-mejores-opciones-para-favorecer-recuperacion-musculos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *