Qué es la nevera en pádel y cómo evitarla

A cuántos de nosotros nos ha pasado que bajamos a la pista llenos de ganas de jugar, visualizando los pedazo de golpes que vamos a hacer y de repente empieza el partido y nos quedamos a verlas venir porque todas las bolas van a nuestro compañero. Cuando sucede esto es que los rivales nos están haciendo lo que se conoce como nevera en pádel, una técnica o estrategia de juego que consiste en eso, en dejar a uno de los dos contrincantes “congelado” y jugar todas las bolas al mismo.

Que te hagan la nevera en pádel es una situación que produce de primeras mucha rabia y frustración, sobre todo si eres principiante porque te vienes abajo y te desanima mucho. Aunque cuando no te llegan bolas suele ser porque los rivales han detectado que tienes más nivel y quieren “cebarse” con tu compi al que le cuesta más. Pero no siempre tiene por qué ser así, y sea como sea, lo que queremos es jugar y que no te llegue una sola pelota es un rollo.

Ante este tipo de situación es fundamental más que nunca que la comunicación y compenetración con tu pareja de pádel sea muy buena porque nada más detectar que os están haciendo la nevara tendréis que poneros de acuerdo, hablar todo el rato, tirar de vuestras estrategias ensayadas, de la experiencia de jugar juntos e intentar hacer frente para poder dar la vuelta al asunto. El rodaje en la pista para conseguirlo es importante.

¿Cómo encarar la nevera en pádel?

Algo básico si somos el jugador “congelado” es que mantengamos la calma y que no demostremos ansiedad. Si nos picamos, invadimos el campo de nuestro compañero o nos quejamos todo el rato, además de que nuestros rivales tendrán claro que lo están haciendo muy bien, podemos poner nervioso a nuestro compañero que en esos momentos tiene mucha presión porque, al fin y al cabo, es el que se tiene que encargar de resolver las cosas en ese momento.

Así que tranquilidad, comunicación con el compi y darle ánimos, que note que estamos apoyándole. Porque su situación no es nada fácil tampoco y puede llegar a desbordarle en algún momento. Fuera egos y a pensar en el bien común que es revertir la situación y ganar los puntos.

Por supuesto, jamás tenemos que perder la concentración ni mantenernos estáticos, hay que continuar alerta porque si los rivales ven que te relajas te lanzarán alguna bola cuando menos te lo esperes y ese es el momento en el que hay darlo todo. Ya que tocamos pocas, devolverlas perfectas.

Sin perder nunca de vista tu zona de juego por los imprevistos y las bolas sorpresa que comentábamos te pueden llegar, una buena manera de combatir la nevera en pádel es coger algo de pista del compañero. Intentar llegar a las bolas que van al centro mientras él se centra en devolver todas las que van a la zona de sus paredes. Pero sin meterse descaradamente en su zona ni quedarse ahí “luchando” por un hueco.

Una buena estrategia para contrarrestar la nevera es que tu compi juegue más pelotas paralelas, así puede lograr que el rival dirija su tiro cruzado a tu posición y podrás entrar en el juego.

Otra opción es situarte más retrasado en la pista que tu pareja mientras él se pega a la red. Por lo general los rivales jugarán las bolas siempre al que se queda detrás y si persisten en “machacar” a tu compañero podrá ser más agresivo para volear pelotas bajas al estar cerca de la red.

También podéis intentar cambiar el ritmo del partido. Poneos de acuerdo para que tu compañero juegue bolas más lentas, haga más globos, más golpes por arriba, etc. El caso es desestabilizar y cambiar la dinámica, el ritmo del punto, para obligar a los contrincantes a cambiar su estrategia y la dirección de su juego.

Del mismo modo, podéis analizar las debilidades de vuestros rivales y devolvérsela con la misma moneda, es decir, con la táctica de la nevera.

¿Por qué hacer la nevera en pádel?

Cada padelero tiene sus trucos y habilidades. Para hacer una nevera en pádel hay que tener algo de experiencia en la pista. Hay que ponerse de acuerdo con el compañero para que salga bien y tener una serie de recursos técnicos y tácticos para superar la planificación de la pareja rival.

La fortaleza mental de las parejas de pádel en estas situaciones acaba siendo de lo más decisivo porque se trata de llegar a desquiciar a nuestros rivales. Por tanto, la actitud es un aspecto básico.

Desde nuestro punto de vista, la nevera es una táctica interesante y que nos puede resultar muy útil en algunas ocasiones, como cuando vemos claramente la debilidad de un rival o cuando como decíamos la estamos sufriendo una parte del partido y conseguimos dar al rival de su propia medicina. Pero creemos que la esencia del pádel está en jugar en equipo y que es mucho más enriquecedor.

FUENTE DE LA NOTICIA: http://www.empadelados.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *