Pilates, mente sana en un cuerpo sano

Seguro que has oido hablar del Pilates y de todos sus beneficios, ¿pero te has parado a pensar cómo funciona?

Lejos de ser un deporte o disciplina con movimientos sistemáticos o únicamente musculares, el Pilates cree firmemente en el poder de la mente para poder llevar a cabo los ejercicios.

Disfruta de todos los beneficios del pilates en tu Centro de Bienestar y Salud. Pincha para saber más sobre los horarios y elige el que más se adapte a ti.

EL INICIO DEL PILATES

El Pilates surge como medicina alternativa para diversos problemas de salud sobre los años 20. Joseph Pilates, su principal creador, fué siempre un niño y posteriormente un adulto con tendencia a enfermar. Por lo que él mismo, desarrolló una serie de ejercicios para fortalecer su cuerpo y esquivar así las posibles enfermedades futuras

Llamó a esta nueva disciplina: Contrología. Su principio se basa en fortalecer el cuerpo desde el interior. Según Joseph, el ser humano debe fortalecer el “core” también llamado “powerhouse“. Este, es un músculo interior, situado a la altura de la pelvis que controla todos los demás y que envía la fuerza necesaria para cada ejercicio. Por lo que su teoría, en resumen, es fortalecer el “core” para poder ejercitar todos los demás músculos.

Tras su muerte, fueron varios bailarines y terapeutas quienes prosiguieron con la investigación y puesta en práctica de su método. Se abrieron escuelas y centros de terapia para enseñar a fortalecer los músculos desde el interior. Así hasta la actualidad.

¿EN QUÉ CONSISTE EL PILATES?

El Pilates nace como mezcla del yoga con técnicas gimnastas y principios traumatológicos. Aunque ha evolucionado mucho desde sus primeras prácticas, mantiene siempre 7 principios fundamentales que lo definen y lo hace tan beneficioso para la salud. Estos son: alineación, centralización, concentración, control, precisión, fluidez y respiración.

Es muy importante saber en qué consiste la centralización, la concentración, el control y la respiración. Ya que, además de estar muy presentes en los ejercicios de Pilates, es necesario saber cómo enfocarlos para una correcta práctica de este deporte. Te los explicamos:

Centralización: Como te contábamos antes, el Pilates cree en el fortalecimiento del “core” o “centro de energía“. Una especia de cinturón situado a la altura lumbar y abdominal que se activa a través del músculo transverso del abdomen. El principio de la centralización se basa en activar este músculo central y sostener los movimientos posteriores desde esta zona. Esta técnica nos permite movernos con libertad y de forma equilibrada.

Concentración: La verdadera técnica del Pilates se compone por ejercicios muy controlados, coordinados en todo momento con la respiración y de forma muy consciente. La mente y tu capacidad de concentrarte juegan un papel muy importante en esta disiciplina. Esto permite mejorar, además de tu estado físico, tu estado mental. Este principio básico del Pilates deja muy claro que, lo que cuenta, es la calidad del movimiento y no la cantidad. Para seguir leyendo el artículo pincha sobre la fuente.

Fuente de la noticia: https://idawen.com/blog/pilates-mente-sana-cuerpo-sano/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *