Nueve razones para convencerte de empezar a hacer deporte en septiembre

Que sí, que de este curso no pasa, que este mes de septiembre empiezas a hacer deporte. Puede que lo tuyo sea correr por el parque, jugar al fútbol en un equipo aficionado, levantar pesas en el gimnasio, montar en bici o bailar zumba. Sea lo que sea, es el momento perfecto para empezar (o para seguir).

Apúntate a tu centro de Salud y Bienestar. Cuídate mientras disfrutas de todas las actividades. Pincha para saber más sobre horarios y abonos.

Claro que igual no lo tienes tan claro. A lo mejor eres de los que piensa que sí, debería, pero… y sigues con unas cuantas excusas con las que vuelves a posponer el momento de empezar. Por si acaso este es tu caso, aquí van algunas razones que terminarán de convencerte de que te calces las zapatillas y te pongas en movimiento.

1. Es divertido

Vale, si estás necesitando leer este artículo quizá para ti el deporte no sea divertido en plan «Buah, el mejor rato de mi vida», pero eso no quiere decir que no puedas disfrutar del deporte.

Por ejemplo, puede ser muy divertido si haces deportes en grupo o quedas con algún amigo para entrenar. Puede ser una excusa para veros y compartir buenos ratos, y la competitividad bien entendida es una gran motivación.

Si prefieres entrenar en solitario, puede ser un rato en el que te pongas tu música favorita, o ese podcast que tanto te interesa y nunca tienes tiempo de escuchar, y te pongas al día mientras entrenas. Puedes llegar a picarte contigo mismo y e intentar superar tus propias marcas para comprobar que puedes hacerlo cada vez mejor.

2. Es un subidón de autoestima

Si eres poco deportista, quizá haya muchas cosas que siempre has pensado que no podrías hacer, como correr X kilómetros o levantar X kilos (tú pones las cifras). Pero entrenando poco a poco puedes ir acercándote a tu meta y eso te hará sentir increíblemente bien.

Incluso si no tienes una meta concreta y simplemente eres de los que se muere de pereza al pensar en entrenar, solo con ir y hacerlo estarás superando tus propias expectativas. ¿No está mal, no?

3. Te ayudará con el estrés y la ansiedad

El ejercicio físico provoca que el cuerpo libere endorfinas, sustancias químicas que influyen en las situaciones de ansiedad y estrés, ayudando a relajarte y a gestionar mejor esos problemas.

Además, entrenar es algo que haces por tu propio bien, una forma de dedicar un rato todos los días a ti y solamente a ti. Eso te permite olvidarte un rato de los demás problemas y sentir que te estás cuidando. Para seguir leyendo el artículo pincha sobre la fuente.

Fuente de la noticia: https://www.vitonica.com/wellness/nueve-razones-para-convencerte-empezar-a-hacer-deporte-septiembre

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *