Mavi García y Beñat Intxausti, acento y talento nacional en la edición más británica de la ‘Cicloturística’

El pelotón cubre la jornada del sábado que une Maó y Ciutadella, previa ascensión a S’Enclusa, y el domingo acometerá la subida al Toro.

El gran grupo inscrito en la decimosexta edición de la Volta Cicloturista Internacional a Menorca ha recorrido la etapa de este sábado acompañado de una climatología idónea para pedalear durante 108 kilómetros y unir el levante y el poniente insular, previa subida a S’Enclusa (275 metros), y retorno al punto de partida, sito en la Plaça de la Constitució en Maó.

Los 380 cicloturistas adscritos a esta clásica en el calendario de marchas de la especialidad cuentan este año con un importante grueso de origen británico -hasta 116- y una notable representación femenina con 51 participantes.

Entre los participantes de prestigio, dos que dan especial lustre al pelotón español en los últimos años, cada uno cumpliendo su papel: la mallorquina Mavi García (Palma, 1984) y el vizcaíno Beñat Intxausti (Muxika, 1986). Junto con David López y Koldo Fernández.

Mavi García es un caso excepcional. Descubierta alcanzada la treintena para el mundo del ciclismo, tras ser campeona de España de duatlón, este 2016 ha repetido título en la especialidad ciclista de fondo en carretera, aparte de ser tercera en contrarreloj. “Estoy muy contenta de poder disfrutar de una prueba sin la presión competitiva y poderlo compartir con amigos y gente en un sitio como Menorca que me encanta”, apunta la ciclista.

Habla la ciclista palmesana del 2016 como “el mejor año desde que me inicié. Espero como mínimo igualarlo el próximo”. Mavi García se ha descubierto como ciclista con un potencial que, espera, aún no haya tocado techo, “yo empecé tarde, es cierto. Me inicié en carreras a pie hace seis años y competir en bicicleta apenas llevo dos años”. ¿Objetivos? “No son títulos, sino mejorar individualmente. Si las circunstancias no deparan títulos no importan, quiero dar un paso adelante como ciclista. Creo que tengo margen para mejorar”.

La historia de Beñat Intxausti este año es diametralmente opuesta a la de su compañera cicloturista. Al ciclista profesional del Sky se le detectó en febrero una mononucleosis -comunmente conocida como la enfermedad del beso- que le ha tenido apartado de la competició y de la propia bicicleta hasta hace unas fechas.

Recuperado física y anímicamente, el corredor vasco habla de su paso por Menorca como una oportunidad “de responder a la invitación que me hizo Arturo (Sintes) el año pasado y que no pudo cumplir. Además, con el aliciente de venir a la Isla y conocerla”. Intxausti se siente de nuevo ciclista, “recuperar sensaciones, estar de nuevo con gente del mundo ciclista y otra vez metido en el pelotón. Estoy muy contento, en las últimas semanas me siento muy bien y para mi moral me viene muy bien”. Intxausti confía en que su segundo año como integrante de la escuadra Sky sea la esperada, “después de un forzado gran parón, hemos iniciado la pretemporada y espero estar al nivel exigido”.

Este domingo concluye la XVI Volta Cicloturista Internacional a Menorca con un recorrido de 58,8 kilómetros, con salida nuevamente de la Plaça de la Constitució mahonesa y el anual reto de ascender la cota máxima menorquina, El Toro, con sus aparentemente escasos 358 metros, con un porcentaje medio del 8,8 %, pero con una altimetría que depara unas últimas rampas -sorpresas del 21%- y curvas que castigan las piernas al más preparado de los abnegados cicloturistas.

La organización, a cargo de la Asociación Cicloturista de Menorca, despedirá a los participantes y acompañantes con un ágape en el recinto ferial del Polígono Industrial de Maó (POIMA), con el correspondiente acto de entrega de recuerdos y trofeos.
FUENTE DE LA NOTICIA: http://menorca.info/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *