Qué beber y qué no beber para mantenernos bien hidratados este verano

El verano es un momento especialmente delicado para nuestros buenos niveles de hidratación. Especialmente estos días en los que las temperaturas están siendo muy elevadas en todo el país. Los adultos mayores y los niños son algunos de los más vulnerables a la deshidratación ya que tienen una menor sensación de sed.
Por ello, saber qué bebidas saludables nos ayudarán a hidratarnos bien y cuáles deberíamos evitar, si no queremos aumentar el riesgo de deshidratación, nos ayudará a cuidarnos durante el verano.

Lo que sí beber para hidratarnos de manera saludable

-Siempre agua
El agua es siempre la bebida de elección cuando se trata de hidratarnos de manera adecuada. Sabemos que beber agua sin más todo el tiempo puede ser aburrido, pero debería ser la bebida que consumiéramos en mayor medida siempre que queramos beber algo. En cualquier caso, tenemos la opción de saborizarla con frutas y verduras de manera que consigamos una bebida diferente.

-Tés fríos
Los tés son también una gran opción ya que su base es de agua. Podemos realizar té helado con nuestro sabor preferido y una buena cantidad de hielo. Lo ideal sería que no usáramos azúcar en ningún caso.

-Limonadas de diferentes sabores y sin azúcar
La limonada es un clásico y, efectivamente, puede ser una bebida perfectamente apta para mantenernos bien hidratados durante todo el verano. Eso sí, tendremos que evitar también el uso de azúcar. Para que la limonada sea más dulce podemos usar limones Meyer.

-Smoothies caseros
Lo habitual es bares, etc., es que los smoothies tengan grandes cantidades de azúcar. Pero podemos elaborarlos nosotros mismos licuando la fruta, en vez de haciendo zumo, de manera que utilicemos también la pulpa. Una forma hidratante y deliciosa de cuidarnos.

Qué bebidas evitar para no deshidratarnos

-Bebidas alcohólicas
No solo se trata de los problemas de salud derivados del consumo de alcohol, si no que este tiene un efecto deshidratante. En parte es debido a esto que sufrimos resacas después de consumir alcohol. Por ello, para evitar riesgos, lo ideal sería que evitáramos consumir alcohol durante el verano, principalmente en las horas de más calor.

-Refrescos azucarados y carbonatados
Las bebidas carbonatadas parecen más fresquitas gracias a sus burbujitas, pero la realidad es que pueden deshidratarnos. No solo eso, sino que las bebidas azucaradas también son deshidratantes. Esto se debe a que utilizamos parte de nuestra agua corporal para metabolizar tanto el azúcar como para diluir la concentración gaseosa. Por mucho que nos apetezcan, evitarlas nos ayudará a estar más hidratados.

-Batidos comerciales
La regla es: si una bebida lleva azúcar, casi seguro que deshidrata. Los batidos comerciales, o aquellos que podemos tomar en bares, terrazas, etc., casi siempre contienen azúcar independientemente de que estén elaborados con leche, fruta o yogur.

-Café en grandes dosis
El café, en dosis normales, y para personas acostumbradas a su consumo, no tiene por qué ser deshidratante. Pero si lo tomamos en dosis demasiado altas o no estamos acostumbrados, el consumo de café puede tener un efecto deshidratante.

FUENTE DE LA NOTICIA: www.vitonica.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *