Los nueve pasos para volver al gimnasio en septiembre sin morir en el intento

Llegado el mes de septiembre toca volver a la rutina. Entre los nuevos propósitos del inicio del nuevo curso, ocupando las primeras posiciones está la “Vuelta al gimnasio” o “Me apunto al Gym”. Suele retomarse el inicio del curso con demasiadas buenas intenciones, que deben perdurar en el tiempo.

Tras los meses de descanso estival, con algunos kilitos de más, nos entran las prisas por recuperar la forma de meses anteriores, y queremos obtener resultados de forma rápida.

Hoy veremos los errores más comunes que suelen cometerse en la vuelta al gimnasio, para que esta vez, esas buenas intenciones duren más de un mes.

Tanto si eres asiduo a las sesiones de gimnasio o clases colectivas, como si eres un novato que has decidido empezar, toma nota de estas recomendaciones. Como entrenadora personal, son muchos los errores o dudas que observamos los primeros días de esta vuelta a la rutina.

Los milagros no existen, ten paciencia

Un error común es comenzar las primeras semanas acudiendo al gimnasio en exceso: a muchas clases, muchas horas… Lo único que conseguirás es no dejar que el cuerpo se adapte correctamente a los cambios que van a producirse, y es más que probable que a los pocos días acumules más cansancio del habitual. Tómate la vuelta sin prisas, estableciendo un mínimo de días semanales para retomar la rutina de forma progresiva.

Acude al gimnasio que más cerca de casa o trabajo tengas

Es la mejor manera de no perder tiempo en desplazamientos y será más fácil ir cuando aparezca la sensación de pereza.

Pide asesoramiento a los instructores y entrenadores de la sala

Puede que seas un experto, tengas experiencia previa, o puede que sea la primera vez que pisas una sala de fitness. NO te aventures a ir de máquina en máquina probando a ver cuál te gusta más sin saber cómo se realizan los ejercicios o para qué sirven. Siempre que dudes, pregunta a los instructores, solicita un plan de entrenamiento de adaptación para las primeras semanas. No tengas vergüenza porque ellos están para ayudarte. Deja que nuestrs monitores te asesoren. Pincha para más info sobre el fitness y nuestros abonos.

De esta manera no malgastarás tu tiempo perdido entre tantas máquinas. Y sabrás lo que hay que hacer en cada momento sin parecer un novato.

Establece objetivos a corto plazo razonables.

Si has cogido algo de peso durante las vacaciones, dejar de comer y matarte a entrenar horas seguidas en el gimnasio no son la mejor de las soluciones, y es probable que el efecto rebote sea aún peor. Comienza por asegurarte en tu planificación semanal 3 -4 días fijos para acudir al gimnasio y llevar un entrenamiento variado.

Con volver a una alimentación normal, sin los excesos típicos del verano, enseguida sentirás cómo los cambios en tu estado de forma y cuerpo son más rápidos de lo esperado y perduran en el tiempo.

Pasadas las primeras 4 semanas, que ya tengas la rutina cogida, mantén esos días semanales e incluso añade uno más con una actividad nueva más estimulante o que te suponga un reto. Así mantendrás el interés. Para seguir leyendo pincha sobre la fuente.

Fuente de la noticia: http://www.correryfitness.com/fitness/nueve-pasos-volver-gimnasio-septiembre-morir-intento_2017090659afa1dd0cf25c1bd7ee9ba8.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *