Los 10 Beneficios del Tenis para la Salud

El cuerpo humano puede ser entrenado y mejorado en cualquier etapa de la vida y la práctica del tenis es una de las mejores formas de conseguirlo. Si tu objetivo es quemar grasas y mejorar tu capacidad cardiovascular, este deporte es perfecto. Te aportará además múltiples beneficios psicológicos, como mantener la calma en momentos de presión o disfrutar del trabajo en equipo. Para los más jóvenes, jugar al tenis es una fantástica forma de empezar a desarrollar la disciplina, comprometerse con el deporte y aprender de los errores.

Otras de las cosas que te aseguro es que el tenis es siempre un deporte para toda la vida, requiere esfuerzo y mucha dedicación para mejorar cada temporada, pero te divertirás manteniendo tu salud mental y física, y si entrenas duro, ¡podrás llegar a donde te lo propongas!

¡¡Apúntate y disfruta de tu deporte favorito!! Pincha para saber más sobre nuestra Escuela de Tenis.

Te resumo los beneficios más destacables de este deporte:

Beneficios físicos:

El tenis te ayuda a potenciar y mejorar las siguientes destrezas:

1. Capacidad aeróbica. Quemando grasas y optimizando tu capacidad cardiovascular tendrás mayor energía y mejorarás en definitiva tu capacidad aeróbica.

2. Capacidad anaérobica con períodos cortos de alta intensidad. En un solo partido se realizan cientos de frenadas y arranques combinando diferentes intensidades en poco tiempo.

3. Coordinación general ya que el cuerpo se tiene que ajustar a la pelota. Los movimientos rápidos del tenis también permiten desarrollar una gran poder muscular.

4. Flexibilidad y agilidad por el movimiento constante que exige el tener que llegar a las pelotas del contrincante. El tenis requiere cambios de dirección muy rápidos, hasta 5 veces en 10 segundos, para los que se necesitar tener gran habilidad.

5. Fuerza en los huesos. De hecho, para los jugadores adultos es una disciplina muy recomendable para prevenir la osteoporosis.
Beneficios psicológicos:

6. Trabajar bajo presión y aceptar la responsabilidad que requiere el deporte individual, en dónde el único responsable del éxito o del fracaso es uno mismo.

7. Aprender a competir sin que el resultado afecte a nuestro estado de ánimo ni a nuestra rutina diaria. El objetivo principal del tenis es vencer al contrincante, pero es necesario aprender a ganar y perder con honra.

8. Mantener hábitos de nutrición saludables aprendiendo a alimentarse bien, antes y después de las competiciones.

9. Divertirse con el deporte y con todo lo que el tenis aporta. Pero disfrutar no significa ser conformistas con los que hacemos, debemos plantearnos retos y ser competitivos para alcanzar estos beneficios.

10. Manejar la adversidad y competir con tenacidad a pesar de los elementos que uno no puede controlar, sobre todo cuando se practica al aire libre, cómo son el viento, el sol, la lluvia…

Por todas estas cosas merece la pena jugar al tenis, aprendes una serie de valores que te hacen crecer como deportista pero sobre todo como persona, no sólo en el ámbito deportivo sino también a lo largo de la vida.

Escrito por la tenista Ana López Camarero
FUENTE DE LA NOTICIA: https://www.naffta.com/es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *