La piscina, un buen lugar para estirar

El verano es momento de estar en la piscina o en el mar para aplacar las altas temperaturas que hay en el exterior. Por eso en Vitónica siempre queremos fomentar el aprovechamiento de estos momentos en los que podemos hacer del ocio algo más. En este post vamos a destacar los estiramientos dentro del agua, ya que por infinidad de ocasiones puede ser un buen momento para llevarlos a cabo.

Los estiramientos deben realizarse de manera cómoda y lenta, y qué mejor lugar que una piscina para llevarlos a cabo, ya que el agua es un medio en el que el impacto es mucho menor, por lo que el riesgo de hacernos daño también disminuye. Además, el agua facilitará que la relajación sea mucho mayor. Por ello es importante que tomemos nota y que aprovechemos el verano para llevarlos a cabo.

Disfruta y descubre todos los beneficios de nuestra piscina. Pincha para saber más sobre nuestros abonos y actividades dirigidas.

Cómo disponernos a estirar en el agua

En la piscina podemos estirar casi todas las partes del cuerpo, y es que simplemente necesitaremos nuestro cuerpo y conocer a la perfección los diferentes movimientos que debemos realizar a la hora de estirar. Para realizar los estiramientos es necesario que nos coloquemos en una zona de la piscina donde hagamos pie a la perfección, pues será necesario que en todo momento tengamos un punto de apoyo para poder ejecutar en todo momento los diferentes movimientos.

Elementos que nos pueden ayudar a estirar

Utilizar algunos elementos de la piscina como las escaleras es otro punto que debemos tener presente. Por ejemplo, es los estiramientos de piernas podemos apoyarnos en las escaleras para ejecutar el movimiento y sacar el máximo partido a las elongaciones. Lo mismo sucede con el borde de la piscina, y es que en él podemos apoyar nuestras manos para estirar partes como el pecho o la espalda de una manera más completa.

Flotar para estirar

A la hora de estirar también podemos usar algunos elementos flotantes para suspendernos sobre el agua y flotar. De este modo dejaremos relajado todo el cuerpo y podremos ejecutar mucho mejor los diferentes movimientos sin que por ello padezca ningún músculo ni articulación. Lo mismo sucede con los estiramientos que requieren rotaciones de tronco o torsiones, ya que el agua nos ayudará a realizar mucho mejor el movimiento y amortiguar cualquier movimiento brusco que llevemos a cabo. Para seguir leyendo pincha sobre la fuente.

Fuente de la noticia: https://www.vitonica.com/prevencion/la-piscina-un-buen-lugar-para-estirar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *