Kettlebells, poleas… 17 accesorios con los que puedes entrenar en el gimnasio (y para qué te sirve cada uno)

Seguramente si os preguntasen por qué accesorios y elementos de entrenamiento podéis encontrar en un gimnasio, las dos primeras respuestas serían pesas y mancuernas, pues es lo más típico y lo más demandado en un gimnasio (probar un lunes a intentar hacer algún ejercicio en el banco del press banca…).

Sin embargo, hoy vamos a centrarnos en los elementos existentes en un gimnasio y que pueden añadir una variedad de ejercicios a vuestra rutina que harán que no os aburráis y podáis innovar en vuestro entrenamiento: kettlebells, poleas, steps, battle rope, landmine …

Cómo trabajar con kettlebells en el gimnasio

Cuando hablamos de los accesorios utilizados en un gimnasio para la realización de ejercicios, uno de los más utilizados son las kettlebell o pesas rusas. Estas pesas se caracterizan por ser casi redondas y poseer un asa para su manejo y transporte, y van desde los cuatro kilos de peso las más pequeñas hasta los 40-50 kilos de las más grandes.

Con estas pesas vamos a poder trabajar principalmente la fuerza, la explosividad y la coordinación con ejercicios de diversa dificultad (los hay desde principiantes hasta ejercicios más complejos para usuarios avanzados).

Beneficios del trabajo con kettlebells

Incorporar a nuestra rutina el trabajo con kettlebells va a proporcionarnos, además de una gran variedad de ejercicios nuevos, la posibilidad de trabajar aspectos que con una barra o una mancuerna no podríamos realizar. En los gimnasios, estas pesas rusas son utlizadas en especial para realizar rutinas de entrenamiento cardiovascular de alta intensidad con ejercicios como el kettlebell swing (tanto la variante rusa como la americana) y aprovechar el componente de inestabilidad que nos puede proporcionar su agarre para añadir variedad y dificultad a nuestras rutinas.

Rutina de poleas en el gimnasio

Las máquinas de poleas son de las más demandas en los gimnasios, ya que permiten múltiples variaciones para determinados ejercicios que nos permitirán añadir diversidad a nuestros entrenamientos. Además, las máquinas de poleas suelen tener distintos accesorios que dan todavía más posibilidades de variación para nuestras rutinas.

Salvo las máquinas de poleas diseñadas para un ejercicio en concreto, por norma general las poleas suelen poder ajustarse a diferentes alturas y realizar cierto grado de giros, con lo que nos permiten trabajar movimientos en distintos planos y, por consiguiente, ejercitar los músculos en múltiples ángulos y posiciones. Además, son ajustables en cuanto a peso se refiere, ya que suelen venir graduadas en placas de aproximadamente cinco kilos cada una (dependiendo del ejercicio para el que estén diseñadas las poleas pueden llegar a los cien kilos de peso en placas).

Aprende a ejercitar tu cuerpo con el landmine

El landmine es un accesorio que aún no es muy utilizado en los gimnasios, pero que permite una variabilidad de movimientos muy interesante. Al principio, los usuarios más «investigadores» del gimnasio se creaban su propio landmine con una simple barra olímpica (la de 20 kilos) y la colocaban en el suelo en una esquina del gimnasio, para que las propias paredes hicieran de tope y la barra no se desplazase con el movimiento producido por el ejercicio.

PARA SEGUIR LEYENDO ESTE ARTÍCULO PINCHA EN EL SIGUIENTE ENLACE: https://www.vitonica.com/entrenamiento/kettlebells-poleas-17-accesorios-con-los-que-puedes-entrenar-en-el-gimnasio-y-para-que-te-sirve-cada-uno

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *