¿ESTÁS USANDO LAS PALAS DE NATACIÓN COMO DEBES?

En artículos anteriores ya hemos hablado en general de las palas de natación. Sabemos que ayudan a desarrollar la parte superior del cuerpo y a darse impulso con los brazos. Las palas son uno de los accesorios favoritos de entrenadores y nadadores y resultan muy útiles para aumentar la potencia, pero hay que usarlas con cuidad

Aunque para los nadadores con experiencia todo son ventajas, los demás deben utilizarlas con moderación y tomar sus precauciones.

Para empezar, si nadas con  palas durante demasiado tiempo, o de manera incorrecta, es posible que en realidad estés empeorando tu técnica. Lo más difícil es controlar la brazada y la posición del cuerpo. Cuando la brazada es técnicamente deficiente, pierdes eficacia y nadas dando bandazos como una serpiente.

Para evitarlo, puedes empezar por practicar unos ejercicios muy sencillos:

Primero, ponte aletas para flotar mejor. Después colócate las palas y prueba la técnica  “zip-up freestyle”. Con los brazos extendidos por delante, empieza a nadar con un solo brazo, marcando con cuidado las fases de tirón y empuje. En este punto, cuando tengas el brazo pegado al cuerpo, concéntrate en el recobro intentado que el codo se eleve y extiende el brazo hacia delante de nuevo.

Practica el ejercicio alternando 25 m de estilo libre con el brazo izquierdo y 25 m con el derecho. Cuando lo ejecutes con soltura, puedes quitarte las aletas o aumentar a distancia.

Un segundo problema son las lesiones de hombro provocadas por el excesivo uso de las palas. Este accesorio somete a los músculos del hombro y de la espalda a un sobreesfuerzo que, a la larga, puede originar lesiones serias.

Si quieres aprender a reducir la carga de trabajo del tronco, intenta hacer lo siguiente:

– Usa un pullbuoy para mantener el cuerpo en posición horizontal, de manera que los músculos de la parte superior del cuerpo se muevan más fácilmente. El pullbuoy mantiene las caderas en la superficie del agua y así la brazada es más ágil y menor la resistencia causada por la pérdida de eficacia en el tren inferior.

  • Prueba esto para el calentamiento: 10×50 m estilo libre con pullbuoy y palas de natación con 20” de recuperación, nadando 1 x concentración en la técnica (ver más arriba) 1 x respiración en hipoxia cada 3/5 brazadas cambiando cada 25m

– Alterna la natación con y sin paletas durante el entrenamiento. Dependiendo de tu nivel, la duración de las sesiones con palas varía. Este es un deporte completo y para practicarlo resulta esencial equilibrar la musculatura de la parte superior e inferior del cuerpo. Concentrarte sólo en mejorar la brazada con las palas puede incluso resultar contraproducente.

Consigue el equilibrio que buscas con ejercicios combinados:

  • 6 x 100 m estilo libre con 20” de recuperación nadando 1 x 50 con pullbuoy + palas/ 50 brazada completa 1 x 50 con pullbuoy + palas / 50 de piernas con pullbuoy por delante

Recuerda que ningún ejercicio te ayuda a mejorar si no lo ejecutas como es debido. Aprende la técnica correcta y combina el trabajo de brazos con el trabajo de piernas para que tu entrenamiento sea variado y eficaz.

FUENTE DE LA NOTICIA: https://www.arenawaterinstinct.com/es_es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *