Entrenamiento de glúteos: los cinco ejercicios que no pueden faltar en tu rutina

Si ya de por sí el tren inferior es una parte que se suele dejar de lado a la hora de entrenar, los glúteos es otra parte que se suele dejar de lado a la hora de trabajar esta zona. Por ello es importante que tengamos en cuenta lo importante que es entrenar esta parte y para ello en este post lo que queremos es destacar la importancia que tiene el trabajo de esta zona y los ejercicios que nos ayudarán a conseguirlo.

Los glúteos son unos de los músculos más grandes del cuerpo y como tal debemos trabajarlos para conseguir unos buenos resultados. Por ello es necesario que siempre los tengamos en cuenta a la hora de entrenar. Para ello vamos a destacar una serie de ejercicios que nos ayudarán sobremanera a conseguirlo. Se trata concretamente de cinco ejercicios que debemos tener siempre en cuenta.

Todos ellos sirven para trabajar esta parte del cuerpo, aunque muchos de ellos también involucrarán otras zonas de las piernas. Por ello, aunque se trate de ejercicios específicos para glúteos, nos servirán de la misma manera para tocar otras partes de las piernas. Eso sí, la intensidad y la concentración en todos ellos debe ser elevada para así conseguir mejores resultados y optimizar al máximo los entrenamientos.

Un clásico que no puede faltar, las sentadillas

En primer lugar nos vamos a detener en un clásico. Las sentadillas o squats. En Vitónica las hemos destacado en infinidad de ocasiones y seguramente muchos de vosotros penséis que nos repetimos mucho, pero este ejercicio es básico a la hora de trabajar todas las partes de las piernas. Por ello nos podía faltar en una rutina de glúteos. Sobre todo porque entre los músculos que trabajan directamente en este ejercicio están los glúteos.

Este ejercicio es uno de los más completos que existe a la hora de trabajar las piernas, ya que toca directamente los glúteos y los cuádriceps, además de activar también los isquiotibiales y los abductores, así como los estabilizadores de la cadera e incluso los músculos que conforman el core. Pero sobre todo dependerá mucho de cómo realicemos el ejercicio.

La sentadilla la realizaremos tanto con peso libre como en multipower, pero en ambos casos debemos colocarnos de pie con los pies firmes en el suelo y ligeramente separados. Lo ideal es colocarlos a la altura de las caderas y quizá un poquito más abiertos. En esta postura colocaremos el peso sobre los músculos de la espalda y manteniendo la espalda recta lo que haremos será descender para elevar la carga y volver a repetir el movimiento una y una vez.

A simple vista parece sencillo, pero es fundamental realizar bien el movimiento, pues toda la tensión la debemos concentrar en los músculos trabajados y no en la parte lumbar o en las rodillas. Para ello la espalda la debemos mantener recta y al descender es necesario que echemos hacia atrás la parte de los glúteos. De este modo las rodillas nunca deben sobrepasar la punta de los pies, sino que es importante que nos echemos hacia atrás sin realizar posturas forzadas ni nada parecido.

Para seguir leyendo este artículo, pincha en la fuente de la noticia.

FUENTE DE LA NOTICIA: https://www.vitonica.com/musculacion/entrenamiento-gluteos-cinco-ejercicios-que-no-pueden-faltar-tu-rutina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *