En Navidad, deporte sí o sí

Si hay un momento donde el ajetreo, las prisas, las compras y demás actividades nos llevan a situaciones de mayor estrés o ansiedad es esta época, la Navidad. Estos días vamos con otro ritmo, parece incluso que se hacen más cortos, pero ¿cómo podemos combatirlos? ¿Hay alguna forma de trabajar esa ansiedad o estrés que nos sobreviene en esta época? ¿Qué podemos hacer para mantener nuestras actividades deportivas?

Para dejar a un lado estos días que pueden ser estresantes ¿qué mejor manera que combatirlo con la ayuda del deporte? Continuar con nuestra rutina puede ser el elemento perfecto que nos ayude a desconectar de las prisas, las compras o las cenas. El hacer deporte en estas fechas, que son propicias a dejar de practicarlo, es una manera de interrumpir nuestras prisas para dedicarnos un tiempo a nosotros mismos, a sentirnos bien, divertirnos y disfrutar de lo que estemos haciendo. El deporte nos ayuda a estar mejor no sólo físicamente, sino que nuestra mente lo agradecerá.

¿Qué beneficios psicológicos nos aporta la práctica deportiva? Se pueden (tratar de) nombrar muchas razones por las cuales hacer deporte en estas fechas de navideñas, pero me voy a centrar en las psicológicas. Por todos es sabido que hacer ejercicio o practicar algún deporte mejora no sólo a nivel fisiológico y previene enfermedades, sino que a nivel psicológico también tiene una influencia positiva. Se han propuesto para ello dos hipótesis que pueden ayudar a explicar el por qué nos encontramos mejor cuando hacemos deporte, que sugieren una relación positiva entre el ejercicio físico y el bienestar psicológico.

* Hipótesis de la distracción: Consiste en que es la distracción de eventos estresantes, más que la propia actividad, lo que explica la mejora de sensaciones relacionadas con el ejercicio físico.

* Hipótesis de las endorfinas: La hipótesis de las endorfinas es la explicación de base fisiológica más popular sobre las ventajas derivadas del ejercicio físico. No todos los estudios la respaldan, pero el peso de la evidencia parece defendible. El cerebro, la hipófisis y otros tejidos producen diversas endorfinas que pueden reducir la sensación de dolor y producir un estado de euforia. Parece probable que la mejora en el bienestar que sigue al ejercicio físico se deba a una combinación de mecanismos psicológicos y fisiológicos.

Los estudios dejan claro que los resultados encontrados sobre deporte y psicología muestran un aumento de actitudes, conductas, emociones y sentimientos de aquel que practica deporte, es decir, quedan patentes los beneficios. En la siguiente tabla se muestran algunos de los beneficios que conlleva el hacer ejercicio, siempre que éste se realice a una intensidad adecuada y con una técnica correcta, puesto que si queremos levantar peso o hacer una maratón sin tan siquiera haber entrenado, esto lo único que hará será perjudicarnos en lugar de tener beneficios.

* Aumenta:

– Confianza
– Estabilidad emocional
– Independencia
– Funcionamiento intelectual
– Memoria
– Estados de ánimo
– Imagen corporal positiva
– Satisfacción sexual
– Biniestar
– Eficiencia en el trabajo
– Percepción

* Disminuye:

– Absentismo laboral
– Ansiedad
– Confusión
– Depresión
– Dolores de cabeza
– Hostilidad
– Fobias
– Comportamiento disruptivo
– Consecuencias del estrés
– Tensión
– Problemas de espalda

En navidad, como decía al comienzo del artículo, tenemos más cosas que hacer. Hay que preparar para las fechas más señaladas comidas, cenas, regalos, etc. ¿Qué podemos hacer en esos días? No es necesario que sigamos el ritmo de entrenamientos o actividad que estamos llevando a lo largo del año, podemos reducir tanto la intensidad o la cantidad de días en los que hacemos deporte, no hay problema en ello. Ahora bien, lo que tenemos que conseguir es sacar tiempo para seguir realizando algunos días puntuales nuestra actividad favorita, ya sea una clase de ciclo indoor, fightteam, zumba, body jump,  una sesión de pesas, etc.

Nosotros somos quienes debemos buscar un hueco para uno mismo, establecer algunos días puede ser la manera propicia de poder obligarnos a no faltar a nuestra cita, de marcarnos un momento para aumentar, como se indica en la tabla anterior, nuestra percepción, los estados de ánimos y nuestro bienestar personal. La práctica de deporte se verá recompensada con una mejora en nuestras condiciones.

Existen diversas alternativas, sólo tienes que elegir la que más se adecue a tu tiempo:

Si eres de los que le gusta el yoga ¿has probado a compartir esta afición con amigos o familiares? La práctica de esta disciplina nos puede ayudar a sobrellevar estos días mejor ya que entre los beneficios del yoga están la relajación, la paz interior y el aumento de nuestra energía. ¡Que sirva como pretexto para divertirse con amigos o familiares haciendo deporte y pasando un rato agradable juntos!

¡Felices Fiestas! ¡Disfruta de una Navidad diferente, sigue practicando deporte!
FUENTE DE LA NOTICIA: http://blog.fitness.decathlon.es/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *