El factor catártico del pádel: olvido del estrés

Todas las personas tenemos días grises, días en los que no todo ha salido bien o simplemente días en los que la carga laboral nos ha desbordado. La sociedad en la que vivimos nos ahoga en una continua marcha en la que nuestro tiempo libre es oro. Aprovecharlo en lo que más felices nos hace o en actividades para poder salir de la rutina es la opción preferida por la mayoría de nosotros.

El pádel junto al running es una de las opciones preferidas para salir de la monotonía. A día de hoy hablar de pádel es hablar del deporte de moda del Siglo XXI. Las fronteras que está alcanzando el pádel a nivel mundial aumentan cada día y en nuestro país es a día de hoy el segundo deporte más practicado solo por detrás del fútbol.

Su facilidad para ser practicado, su accesibilidad en cuanto a medios y pistas, es un deporte que no entiende de edades, lo pueden practicar tanto los más pequeños de casa como los más mayores, toda esta coctelera hace del pádel un deporte que engancha hasta límites insospechados.

Hay estudios que muestran resultados muy satisfactorios respecto a este, 9 de cada 10 usuarios que juegan la primera vez vuelven a jugar ya que han salido muy satisfechos de la experiencia.

Reducir el estrés y combatir la ansiedad es uno de esos muchos beneficios y del cual os quiero hablar, hablamos del factor catártico.

Cuando hablamos de catarsis nos referimos a la liberación de recuerdos que alteran la mente o el equilibrio nervioso. El pádel nos puede ayudar a liberar toda esa tensión generada a lo largo de una jornada laboral e inyectarnos de inmediato una gran dosis de satisfacción, placer y de esa vitalidad perdida a lo largo del día.

La terapia catártica aparece a finales del Siglo XIX de la mano del psicoanalista Freud, consistía en una aplicación terapéutica que consiste en descargar por vías naturales como el movimiento o la diversión acontecimientos que han causado malestar en nuestra persona. Se podría incluso describir como un proceso total de liberación emocional.

La práctica deportiva y en concreto la del pádel está asociada con:

* Reducción de estados de ansiedad.

* A largo plazo puede reducir la inestabilidad emocional.

* Reduce a niveles altísimos los niveles de estrés, ese factor que a día de hoy en nuestro país el principal motivo de baja laboral.

* Efectos vitales beneficiosos en la vida del ser humano.

* Higiene personal, otro factor que va de la mano de la práctica deportiva.

Las consecuencias de este aumento de estrés en nuestro organismo son muchas, aumentamos el ritmo cardiaco, respiramos intensamente, nuestras pupilas se dilatan y nuestras reacciones musculares son mucho más rápidas, estos factores a priori no son nada negativos, en animales son vitales para su supervivencia.

Sin embargo, sí que podemos encontrar muchas consecuencias negativas en este aumento del estrés, el organismo es capaz de acumular grasa en el abdomen teniendo más dificultades de las normales para eliminarla, nuestro sistema inmunitario se relaja haciéndonos así mucho más inmunes. Hablando de forma mucho más concreta el estrés puede desencadenar en enfermedades como la obesidad, el cáncer, nos puede producir un infarto, trastornos como la depresión o el Alzheimer.

Nuestro cerebro es mucho menos eficaz cuando acumulamos estrés, por lo tanto, afecta de forma directa a nuestra vida cotidiana, a nuestras relaciones sociales, laborales, deportivas…

La práctica deportiva del pádel nos ayudará a mejorar no solo a nivel deportivo o físico, mejorando nuestra calidad de vida, coordinación, motricidad, resistencia … también y como hemos podido observar a lo largo de este blog puede ser un factor clave en nuestras relaciones cotidianas.

FUENTE DE LA NOTICIA: http://blog.padel.decathlon.es/padel-olvido-del-estres/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *