El ejercicio que todo el mundo debería realizar antes de levantar pesas

Las contracturas del cuello y el dolor de espalda no dejan de darte molestias y ya no sabes que hacer. Sentimos decirte que todas esas patologías, lo más seguro es que sean producidas debido a tus malos hábitos posturales y tu sedentarismo. Estos motivos crean desequilibrios musculares que a la larga producen lesiones y. al levantar pesas lo más probable es que los intensifiques.

Siéntete mejor realizando el siguientes ejercicio: el puente torácico con extensión. Notarás como tu musculatura se estira y queda relajada después de ejecutarlo. Tus monitores te ayudarán y corregirán tu postura en todos tus ejercicios. Pincha para saber más sobre nuestro abonos.

Motivos para ejecutar el puente torácico con extensión

La sociedad actual nos hace adoptar posturas inadecuadas durante largos periodos de tiempo, como estar sentado 8 horas en una oficina o la posición con la que utilizamos el móvil. Esto son solo dos ejemplos que nos mantienen en una mala posición durante la mayor parte del tiempo que estamos despiertos.

La mayoría de veces, estamos encorvados y nuestras vidas son más sedentarias de lo que realmente deberían serlo, ya que no podemos olvidar que nuestra anatomía está diseñada para el movimiento. Todos estos factores hacen que se produzcan desequilibrios en nuestro cuerpo, comiencen los dolores de espalda y esto conlleve a adoptar una mala postura que siga incrementado el problema. Además, todos esos desequilibrios, a la hora de entrenar hacen que se incrementen y acarreen a lesiones.

Con el ejercicio que te proponemos, trabajarás la amplitud de movimiento de toda las articulaciones corporales, además de estirar la musculatura, cosa que te ayudará a contrarrestar las acciones nocivas de las que hemos hablado. Sentirás además como tu columna vertebral se expande, los hombros y el pecho se estiran y la musculatura del glúteo y core que queda inhibida con el día a día, llegan a activarse.

¿Cómo se realiza el puente torácico con extensión?

La ejecución del ejercicio es muy sencilla y puede realizarse en cualquier momento, desde en el calentamiento de tu sesión de entrenamiento, como antes de irte a la cama para estirar y eliminar la tensión de todo el día.

  • Colócate sentado en el suelo, con las rodillas dobladas. Una de las palmas de la mano queda apoyada en el suelo detrás de tu trasero, mientras que la otra mano se queda elevada por encima del tronco.
  • Reparte el peso entre las piernas y la mano de apoyo y eleva la cadera del suelo, extendiéndola lo máximo posible.
  • En la parte más alta del movimiento, aprieta los glúteos y extiende la mano en frente de ti. El cuerpo gira ligeramente hacia la dirección de la mano.
  • Vuelve a la posición de inicio, hasta apoyar ligeramente el glúteo en el suelo para repetir el movimiento.
  • Realiza de 3 a 5 veces el movimiento con cada uno de los lados.

Conclusión

Las malas posturas continuadas crean desequilibrios en nuestro cuerpo que debemos afrontar para mitigar sus efectos a largo plazo. Unos buenos estiramientos y una correcta educación postural son los remedios que están en nuestra mano para contrarrestar los efectos que se producen en las situaciones diarias. Incluye un par de veces este ejercicio para liberar la tensión y sentirte realmente bien.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *