Deportes aeróbicos: estos son los músculos que ejercitan y así puedes cuidarlos

Mejorar la resistencia física, regular la presión arterial e incluso aumentar nuestra felicidad. Cada vez son más las personas que conocen los beneficios de practicar deportes aeróbicos. Son esas actividades de menor intensidad que se practican durante periodos de tiempo más largos que en el caso del ejercicio anaeróbico. Y es que solo en nuestro país, según la Encuesta de Hábitos Deportivos del Consejo Superior de Deportes, más de la mitad de la población hace deporte semanalmante.

Gracias al ejercicio, cuidamos nuestro sistema muscular, el responsable, junto con el sistema óseo, de que podamos movernos y realizar cada tarea diaria. Pero, aunque hay deportes más completos que otros, no todos ejercitan las mismas partes del cuerpo con la misma intensidad.

El cuerpo cuenta con más de 600 músculos. Y no todos los deportes sirven para ejercitarlos a la vez. Si queremos trabajar un grupo concreto de músculos, conviene que sepamos qué ejercicios aeróbicos son más apropiados en cada caso. Y, sobre todo, cómo podemos cuidarlos para no sufrir ninguna lesión.

Natación, el rey de los deportes aeróbicos

Siempre hemos oído decir que la natación es el deporte más completo. ¿Cuánto hay de cierto? Efectivamente, nos permite trabajar músculos de todo el cuerpo, ya que implica movimientos complejos en los que cada músculo cumple un papel diferente. Pero además, al practicarse bajo el agua, genera un bajo impacto sobre los huesos y las articulaciones.

En cuanto al trabajo que realizamos con las piernas, los abductores, cuádriceps, glúteos, isquiotibiales y gemelos son los músculos beneficiados por el constante impulso.

Si hablamos de la parte superior del cuerpo, cada estilo de natación nos ayudará a trabajar mejor un grupo de músculos. Crol y mariposa son especialmente recomendados para ejercitar hombros y tríceps. Si queremos tonificar los pectorales, nuestra técnica será la braza, con la que también podremos desarrollar bíceps y dorsales. Y si nos decantamos por nadar de espalda, evidentemente, trabajaremos todos los músculos de nuestra espalda, pero también los pectorales, los bíceps y los tríceps.

No obstante, para que la práctica de deportes aeróbicos como la natación sea completa, es necesario cuidar los músculos implicados para evitar lesiones. Por eso debemos preparar nuestro cuerpo con un calentamiento previo.

Una parte se desarrollará fuera del agua (entre cinco y diez minutos de duración) y constará de ejercicios como rotaciones de brazos, cuello y tobillos, así como balanceos de brazos y piernas. Después, dentro del agua, podemos realizar algunos largos con estilos variados para completar el calentamiento.

Una vez finalicemos la rutina y salgamos del agua, efectuaremos algunos estiramientos para garantizar nuestra recuperación muscular. Nos centraremos en los hombros, la espalda, el pectoral y manguito de los rotadores; las zonas que más trabajan durante la natación.

Pero, sobre todo, para evitar lesiones podemos recurrir a un masaje. Así favoreceremos la circulación de la sangre en la zona de aplicación y prepararemos músculos y ligamentos. Además, con un masaje post-ejercicio, seremos capaces de reducir los posibles espasmos musculares y el aumento metabólico.

Para seguir leyendo este artículo, pincha en la fuente de la noticia.

FUENTE DE LA NOTICIA: https://www.vitonica.com/n/deportes-aerobicos-estos-musculos-que-ejercitan-asi-puedes-cuidarlos

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *