¿Conoces los mejores estilos de nado para niños?

Como hemos indicado en múltiples ocasiones, la natación es uno de los deportes más completos que existen tanto para niños como para adultos, por lo que sus ventajas y beneficios son reconocidos ampliamente por pediatras y expertos.

Los mejores estilos de nado para niños y bebés a menudo comienzan por practicar la matronatación y la natación para bebés. Cuando los menores tienen tan corta edad conocer el medio acuático mejora sus habilidades motrices, su sentido de la orientación y sus capacidades motoras. Además, fomenta la independencia y la inteligencia espacial de los más pequeños.

El mejor estilo de nado para aprender a nadar es el estilo libre, con el que pueden aprender jugando, mientras que una vez hayan completado su fase de iniciación podrán intentar la braza y el crol, más sencillos, seguidos por el nado a espalda y a mariposa.

Cuando iniciar a los niños a la natación

No existe unanimidad respecto qué edad es la más idónea para que los niños comiencen a acudir a clases de natación. Sin embargo, diversos expertos apuntan a que desde el primer mes de vida un bebé está preparando para empezar a aprender a flotar aunque no es hasta los cuatro años cuando el aparato locomotor está lo suficientemente desarrollado como para nadar en términos técnicos. El objetivo antes de los 4 o 5 años, mediante la denominada matronatación, estimulación acuática o natación para bebés es que lleguen a ser autónomos en el agua.

Así, la natación para bebés es una actividad lúdica para realizar un acercamiento al agua al bebé a la vez que desarrolla su cuerpo, estimula su inteligencia y va ganando destrezas.

Para el nado libre, los niños deben practicar la patada con una tabla flotante y enseñarles a controlar la respiración. Ten en cuenta los diferentes ejercicios que puedes enseñarles como el balanceo de la rana saltarina, patada en línea, patada de espaldas, respiración de costado sin movimiento, etc. Son muy importantes para desglosar el estilo en pasos alcanzables y que ellos perciban su propia progresión, contribuyendo también a alimentar su autoestima.

Beneficios de la natación para niños

  • Adquieren coordinación y equilibrio
  • Mejora su resistencia
  • Aumenta su apetito
  • Ejercitan la musculatura todas las partes de su cuerpo
  • Tienen un mejor desarrollo físico, psicológico y social.

FUENTE DE LA NOTICIA: http://natacioncs.com/blog/conoces-mejores-estilos-nado-ninos/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *