Conceptos: Control en la pala de Pádel

¿QUÉ ENTENDEMOS POR CONTROL?

El control en una pala de pádel es su capacidad para enviar la pelota al lugar deseado tras golpearla, siempre que la acompañemos de un gesto técnico correcto.
A la hora de elegir una pala, el control está muy ligado a otro concepto llamado tolerancia, que es la capacidad de minimizar la desviación de la pelota cuando el impacto no se ejecuta totalmente en el punto óptimo.

Si quieres más información sobre nuestra ESCUELA de PÁDEL, pincha AQUÍ.

Punto dulce
La zona óptima de golpeo es aquella que llamamos punto dulce, es el lugar de la cara en el cuál el contacto con la pelota será el ideal, y nos permitirá aprovechar al máximo la tecnología que incorpora la pala. Y por éste motivo a mayor tamaño del punto dulce mayor es la tolerancia.

Forma de la pala
En función de la forma de la pala variarán dos aspectos:

– El tamaño del punto dulce afectando a su tolerancia.
– Y la ubicación de la zona óptima de impacto, pudiendo estar más arriba hacia la punta que favorece la potencia, o más centrados, y por tanto más cercanos a la empuñadura, lo que favorece el control al tener más sensibilidad por cercanía con la mano.

Por norma general las palas de forma redonda, son las que van a darnos la mejor prestación en cuanto a control, al favorecer puntos dulces amplios y centrados en la superficie de la cara.

Dureza del material
Por ultimo, cabe destacar como punto importante la dureza del material, tanto de la cara como de la goma, es decir, si la composición de fibras de la cara es más rígida favorecerá el control, pero perderemos potencia. Y ocurrirá del mismo modo si usamos una goma más dura que aportará control o una blanda con la que lo iremos perdiendo a favor de generar potencia.

FUENTE DE LA NOTICIA: www.comunidad.decathlon.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *