Cómo prepararte para tu primera clase de natación

Nunca es tarde para aprender a nadar y poder disfrutar de un deporte aeróbico de bajo impacto que aporta múltiples beneficios. Si estás decidido a lanzarte al agua, descubre cómo prepararte para tus primeras clases de natación.

El ejercicio en el agua siempre resulta gratificante independientemente del nivel de dominio de la natación que puedas tener. Si el medio acuático te resulta desconocido, y ha llegado el momento de dar tus primeras brazadas, lo ideal es recibir clases de natación dirigidas por un monitor que te dé la confianza que necesitas y te enseñe las premisas básicas de un deporte tan saludable como divertido. Nuestros monitores estarán a tu disposición para ello. Consulta AQUÍ toda la información sobre nuestra ESCUELA DE NATACIÓN.

Consejos para afrontar tu primera clase de natación

Los pasos previos a una primera clase de natación han de centrarse tanto en la preparación física como en la psicológica, sin olvidar algunos detalles que pueden facilitar que te desenvuelvas mejor en el medio acuático:

  • A nivel mental, es importarte dejar a un lado cualquier tipo de “vergüenza” por no saber nadar. Cualquier momento es bueno para empezar y si has elegido éste, ¡adelante! Encuentra la motivación que necesitas para nadar.También es importante deshacerte de miedos previos, sobre todo si te da cierto respeto el agua. Piensa que irás poco a poco y que el objetivo es disfrutar.
  • Los preparativos también incluyen ir conociendo y acostumbrando a tu cuerpo a algunos movimientos básicos de la natación. Un ejercicio muy sencillo. que puedes practicar, consiste en tumbarte boca abajo en un banco (de abdominales) u otra superficie plana y mover brazos y piernas como si estuvieses nadando. No solo te servirá de calentamiento previo sino también te resultará muy útil para ir familiarizándote con esos movimientos que no realizas de manera habitual.
  • La respiración. También deberás trabajarla y controlarla como parte de tu preparación de la primera clase de natación. Inspirar por la nariz y la boca, aguantar el aire unos segundos y expulsarlo también por la boca y la nariz es algo sencillo pero que requiere cierta práctica. El objetivo es que, una vez en la piscina, repitas el mismo gesto sin que te entre agua y pases un momento desagradable que pueda llegar a asustarte.
  • Relajación. Es fundamental que intentes evitar la tensión al nadar para que flotar te resulte sencillo. Dedicar los minutos previos a la inmersión a respirar hondo e intentar relajarte es básico para que disfrutes del baño y del deporte. El agua es tu aliada. Relájate y verás como flotas.
  • Equipamiento. Es especialmente importante en las primeras clases de natación porque si estás incómodo, el ejercicio se complica. Así que anota los accesorios necesarios para el entrenamiento de natación. Unas gafas que te permitan nadar con comodidad sin que te entre agua y te moleste en los ojos, un bañador apropiado, que se adapte bien a tu cuerpo, y un gorro de baño para que el pelo tampoco suponga un “incordio” son detalles que ayudan a iniciarte con éxito en la natación.

Disfruta de tus primeras sesiones de natación

Ya en el agua, deberás seguir las instrucciones del monitor y prepararte para dar tus primeras brazadas. Recuerda que es importante hacer unos ejercicios de calentamiento antes de meterte en la piscina. Además, antes de lanzarte a nadar, empieza intentando flotar en una zona donde hagas pie. De esta manera, te sentirás más seguro y estarás más relajado.

Cuando ya te sientas como pez en el agua, practica movimientos sencillos como darle con fuerza a tus piernas mientras te apoyas en el borde la piscina o recurres a la ayuda de una tabla de flotación. Deja tus miedos atrás y sumerge la cabeza unos segundos teniendo en cuenta cómo debes controlar la respiración para evitar tragar agua.

Todos estos pasos previos para iniciarte en la natación conseguirán que, poco a poco, te familiarices con el medio acuático y que en cuestión de unas semanas tengas el nivel suficiente para dar un paso más y empezar a mejorar tu técnica practicando en los distintos estilos de natación que existen.

FUENTE DE LA NOTICIA: www.guiafitness.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *