Cómo mejorar mi preparación física en el pádel

Existe la falsa creencia (generalizada) de que para el pádel no se necesita una gran preparación física. Un argumento válido hasta cierto punto. Si bien es verdad que el pádel no es un deporte tan exigente como otros, no es menos cierto que si no tenemos un mínimo físico no podremos disfrutarlo en su máxima plenitud. Una cosa está clara. Cuanto mejor sea nuestro estado físico, mejor podremos desarrollar nuestro juego dentro de la pista.
El pádel es un deporte que se define como intermitente. ¿Por qué? Porque tiene momentos de gran intensidad y otros de menor intensidad. Además, los movimientos suelen ser cortos y rápidos. Esto quiere decir que los músculos sufren mucho más que en velocidades constantes y del mismo ritmo.
Por todo ello, es muy recomendable mejorar nuestra preparación física si queremos evitar lesiones.

PASOS A SEGUIR

Lo primero que debemos hacer es acostumbrarnos a una buena entrada en calor. El calentamiento es esencial para activar los músculos antes de comenzar cada partido. Aunque las temperaturas sean elevadas, los músculos están fríos y hay que activarlos. ¡Más aún si hace frío en el exterior! Para activarlos, hay que realizar movimientos cortos pero constantes, rotando las articulaciones principales: muñecas, cuello, rodillas, tobillos…. Después de cada partido, también es fundamental realizar un buen estiramiento muscular para aliviar tensiones y no perder elasticidad.
Lo ideal para mejorar nuestra preparación física es compaginar el pádel con un entrenamiento de gimnasio. En éste, trabajaríamos todos los grupos musculares para tener una buena tensión muscular y que los músculos estén acostumbrados a un trabajo de esfuerzo para poder hacer frente a los movimientos rápidos y bruscos propios del pádel. Por eso, se recomienda sesiones de entrenamiento de explosividad y de pliometría.

EL GIMNASIO, EL MEJOR ALIADO PARA EL PADELERO

Disfruta de todos los benefícios del abono MALBUGER PLUS, y deja que nuestros monitores de asesoren en tus entrenamientos dentro y fuera de las pistas. Pincha AQUÍ para más información.

Muchas veces se asocia el gimnasio y las pesas con gente extremadamente musculosa. Y no siempre es así. Tal y como podemos comprobar en los jugadores de pádel profesional, el pádel es un gran aliado para el cuerpo a la de hora de prevenir y evitar lesiones.
Todos los jugadores de nivel avanzado que compiten en pádel tienen un entrenamiento físico especifico para poder desarrollar mejor la técnica y poder avanzar. Hay que tener en cuenta que, cuando estamos cansados, lo primero que se pierde es la coordinación y en el pádel esto es algo fundamental.

FUENTE DE LA NOTICIA: www.padelnuestro.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *