Cómo jugar bien al tenis en poco tiempo

«¿Cómo se consigue jugar bien rápido a tenis? Es difícil, demasiada técnica, el juego depende de muchas cosas».

El jugador que empieza a jugar al tenis se pregunta como jugar bien rápido. Son temores propios de no alcanzar los conocimientos adecuados para jugar correctamente. Y ahí tenemos que estar nosotros, para quitarle algo de hierro al asunto. Al fin y al cabo, estamos ahí para facilitarle y allanarle el camino en los arduos primeros pasos. Si no lo hacemos, es fácil que pierdan la motivación, y este será un elemento que deberá acompañarlos todo el camino.
Cuando alguien empieza a hacer una actividad nueva puede verse sobrepasado por todos los conocimientos y técnicas que tiene por delante. El primer objetivo es despejar la mente y, poco a poco, generarle la imagen del juego. Si empezamos a enseñarles golpes nada más empezar, luego no sabrán qué hacer con ellos.
Personalmente, siempre empiezo preguntado a los alumnos si han visto tenis en la televisión y, en caso afirmativo, si entendían lo que estaban viendo. No es difícil que respondan negativamente a una de las cuestiones o incluso a las dos. Es aquí cuando viene lo importante: tu primera explicación. La imagen que se formen con lo que se les transmita va a ser su base y, por lo tanto, hay que trasmitirla bien:

  • Se pega bien apoyado, siempre preparado a cada bola gracias al juego de pies y al ritmo.
  • El juego de fondo con los dos golpes básicos.
  • Retrasar y minimizar los fallos.
  • Adaptar tu velocidad a la de la bola que te juegan.

Infórmate más sobre nuestra ESCUELA DE TENIS haciendo click AQUÍ.

Si les enseñamos esto como una lista de cosas, el alumno no aprenderá y se hundirá en sus fallos. Ya sea contigo, con otro alumno o compañero o con un vídeo hay que formarle una imagen. Esa imagen debe acostumbrarse a verla y necesita interiorizarla.
Ayuda mucho conocer los nombres de las partes de la pista y de la raqueta, así como la puntuación y los golpes, pues será vocabulario descriptivo de tu imagen y lo utilizarás constantemente. Depende de la edad de tus alumnos, adaptarás tu metodología y comunicación para cada detalle del aprendizaje.
Incluso desde pequeños, los alumnos son capaces de alcanzar muchos de estos básicos. El lenguaje positivo y los pequeños objetivos diarios son imprescindibles. Es vital trabajar a fondo y sin errores desde el principio cada elemento del juego. Por ejemplo, los apoyos, arranques, frenadas y desplazamientos verticales son fundamentales en la iniciación y ayudan en gran medida a los jugadores. Dan mucha confianza una vez aprendidos.

No seamos precoces a la hora de enseñar golpes… ¡enseñémosles el deporte!

FUENTE DE LA NOTICIA: www.comunidad.decathlon.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *