Cómo hacer las series en cuesta, imprescindibles si quieres mejorar tiempos en carrera

Los que salís a correr con la intención de superaros y mejorar tiempos, ya sabéis que con eso de correr cincuenta minutos a diario al mismo ritmo no sirve. Hay que introducir otros métodos de entrenamientos, como las series. Hoy vamos a dedicarle unas líneas a las series en cuesta, un entrenamiento con muchos beneficios.

Si corres por diversión o no sueles entrenar con frecuencia la carrera, las series en cuesta no tienen tanta importancia. Pero si quieres un salto de calidad en tus entrenamientos de carrera, las series en cuestas son necesarias. Echemos un vistazo a qué beneficios tiene, cuándo hacerlas y cómo.

¿Qué beneficios tiene hacer series en cuesta?

Una de las ventajas de hacer cuestas es que no necesitas aumentar mucho la velociad para aumentar la intensidad de entrenamiento. Eso de correr en contra de la gravedad proporciona un estímulo mayor para el sistema cardiorrespiratorio y para los músculos que intervienen en la carrera.

Cuando corremos con desnivel, se movilizan mayor cantidad de fibras musculares que si lo hiciéramos en terreno llano, algo que mejora la potencia de nuestra zancada y la economía de carrera. Correr en cuesta exprime más a nuestro sistema muscular.

Es un entrenamiento muy completo porque trabajamos de forma simultánea sistema aeróbico y anaeróbico (sobre todo este último), aunque va a depender de la distancia y velocidad que le metamos a las cuestas, como veremos más tarde.

El entrenamiento en cuesta activa más fibras musculares que correr en llano.

Las cuestas podemos decir que es un entrenamiento de fuerza para nuestras piernas en el que no necesitamos ir al gimnasio (aunque no sustituye al entrenamiento de fuerza en sí). Esta carga mayor a lo habitual también hace trabajar de forma extra al corazón, que se asimila a un entrenamiento HIIT.

¿Con qué frecuencia se debe de hacer este entrenamiento?

Al ser un entrenamiento específio e intenso, podemos meterlo una vez cada una o dos semanas. Depende también de nuestro nivel de entrenamiento y objetivos. De forma orientativa y según nuestra forma física podemos decir que:

  • Nivel bajo: una vez cada dos semanas.
  • Nivel medio: una vez cada 10 días.
  • Nivel alto: una vez a la semana.

Si estamos entrenando para una carrera que tenga más desnivel, está claro que tendremos que meter con más frecuencia el entrenamiento en cuestas. Y si estamos entrenando para un trail, lo aconsejable es correr prácticamente a diario con cuestas y hacer series una o dos veces a la semana con desnivel.

Para seguir leyendo este artículo, pincha en la fuente.

FUENTE DE LA NOTICIA: https://www.vitonica.com/running-1/series-cuesta-imprescindibles-quieres-mejorar-tiempos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *