Cómo hacer el tenis más saludable

El tenis sigue siendo el deporte de raqueta más practicado en nuestro país, a pesar del auge experimentado por el squash y sobre todo, el pádel en los últimos años. Una práctica correcta y saludable del tenis no debe obviar un buen calentamiento y la realización de estiramientos antes de entrar en la pista. Para que el tenis repercuta beneficiosamente sobre el organismo debe combinarse con un entrenamiento aeróbico regular.

En un partido de tenis entran en juego diversas habilidades y cualidades físicas, como la coordinación, la agilidad, la velocidad, la potencia, la fuerza y la resistencia, tanto muscular como cardiorrespiratoria. No obstante, si se enfoca el tenis como medio para mejorar la salud, es esta última cualidad la más importante.

El jugador recreacional, que acude a la pista de forma esporádica para jugar un partido semanal o quincenal con los amigos o compañeros de oficina con el fin de divertirse debe saber que su afición tiene pocas repercusiones sobre su estado de salud si no compagina este deporte con otros de tipo aeróbico, como la carrera o el ciclismo.

Según ha explicado el doctor José López Chicharro, fisiólogo del deporte del Departamento de Enfermería de la Universidad Complutense de Madrid, en el XXII Curso de Fisiología del Ejercicio, realizado en Madrid, “desde el punto de vista de la salud, la carrera es preferible al tenis. Sólo si el tenista aficionado sigue un entrenamiento aeróbico adicional obtendrá beneficios en términos saludables”. El experto incluso duda de que jugar uno o dos partidos de tenis al mes tenga algún efecto positivo sobre el organismo.

Es recomendable un entrenamiento físico de base para realizar adecuadamente este deporte. Aunque en el tenis, una modalidad en la que se combinan continuamente periodos de trabajo intenso con descansos, pudiese parecer que la resistencia aeróbica no juega un papel esencial, es importante un buen estado de forma cardiovascular. El organismo consigue una recuperación más rápida durante los continuos “parones” que se suceden en cada partido.

Antes de saltar a la pista…

1. Calienta durante cinco o diez minutos antes del partido. El calentamiento puede ser tan simple como correr alrededor de la pista. Para cuando empieces a transpirar. Realiza estiramientos de los distintos grupos musculares que vas a movilizar. Disfruta mientras practicas tu deporte favorito. Para saber más sobre nuestras clases de Tenis pincha aqui.

2. Bebe muchos líquidos antes, durante y después de jugar, para evitar calambres y entumecimientos.

3. Evita jugar sobre superficies muy duras, como el cemento, el asfalto o las sintéticas. Para prevenir lesiones en la parte inferior de la espalda si no tienes más remedio que practicar este deporte en este tipo de pistas, cuida que las zapatillas dispongan de una buena cámara en el tacón para absorber el golpe.

4. Las zapatillas de deporte necesitan un buen soporte para prevenir las lesiones de tobillo. Si tienes los tobillos débiles puedes utilizar dos calcetines o una tobillera y unos calcetines.

5. Para evitar que aparezcan ampollas en las manos, seca el mango echando sobre él polvos de talco o serrín.

6. Al servir o realizar un smash, no arquees la espalda innecesariamente. La posición correcta es doblar las rodillas y elevar los tobillos. De esta forma el peso corporal está prácticamente en equilibrio. Para seguir leyendo este interesante artículo pincha sobre la fuente.

Fuente de la noticia: http://www.dmedicina.com/vida-sana/deporte/2001/10/28/como-tenis-saludable-8494.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *