¿Cómo evitar que se hundan las piernas cuando nado?

La técnica que debes adquirir cuando nadas para evitar que se te hundan las piernas.

Es una de las preguntas que más se nos pasa por la cabeza en nuestros inicios en la piscina. ¿Por qué es tan difícil mantener las piernas arriba?

Normalmente estamos acostumbrados a hacer vida en vertical y con cierta gravedad. En el momento que nos metemos en el agua aparece el concepto de flotabilidad y diversas fuerzas que interfieren en nuestro cuerpo. Además de que para avanzar y nadar de forma más hidrodinámica tenemos que colocarnos en posición horizontal, algo que no estamos acostumbrados. Tenemos que tener también en cuenta que es muy común que al hundirse las piernas también se nos hunda la cadera.

¿Cómo podemos solucionarlo y dejar de hundir las piernas cuando nadamos?

Os damos unos consejos para que lo pongáis en práctica en vuestros entrenamientos y, gracias a la práctica y constancia, veréis una mejora. Pero acordaos, esto es una carrera de fondo, es difícil encontrar grandes mejoras de un día para otro, tenem□os que crear el hábito y ser conscientes de ello.

La posición de la cabeza es FUNDAMENTAL.

Si mantenemos la cabeza con una extensión del cuello y con la mirada al frente, lo normal será que caiga nuestra cadera debido al movimiento de nuestra columna vertebral, por lo que se caerán nuestras piernas. Por otro lado, si mantenemos nuestra cabeza y cuello en línea con nuestra cabeza con una visión un poco inclinada hacia delante, nuestra cadera subirá y será más fácil mantener arriba nuestras piernas.

Otro aspecto importante es cómo realizamos nuestra patada de crol.

Si realizamos una flexión exagerada de rodilla, si mantenemos los pies flexionados y rígidos o si tenemos toda la pierna rígida al realizar la patada será muy probable que se nos hundan las piernas por tener una patada ineficiente. La patada debe salir de la cadera, sin flexionar las rodillas voluntariamente, sino que sea como un latigueo debido a la fuerza ejercida en nuestra cadera y cuádriceps. Además nuestros tobillos deben estar relajados y estirados para ser más hidrodinámicos. Y nuestros pies tienen que salir un poco del agua, que se noten “las burbujas” que hacemos debido al movimiento.

Debemos tener el abdomen activado durante todo el nado.

Si no nos centramos en él y lo dejamos “blando” será mucho más fácil que se nos hundan las piernas. Al activarlo y hacer fuerza ejercemos de apoyo, además de facilitar nuestra posición horizontal.

Para facilitar la práctica os recomendamos el uso de material en vuestros entrenamientos.

Por ejemplo a la hora de realizar trabajo de solo patada es muy bueno contar con una tuba para olvidarnos de la respiración, mantener una posición correcta de la cabeza y centrarnos en nuestra cadera y en nuestras piernas. También es bueno el uso de aletas ya que nos ayuda a subir las piernas, o el pull buoy para tener la sensación de cómo es tener la cadera arriba.

Al principio puede costaros un poco…

Al principio quizás os cueste, incluso os parecerá raro pero como os hemos comentado antes, todo es práctica, práctica y práctica hasta crear un hábito para hacerlo de forma inconsciente, como cuando nos sacamos el carnet de conducir.

FUENTE DE LA NOTICIA: https://www.sportlife.es/entrenar/natacion/articulo/como-evitar-que-se-hundan-las-piernas-cuando-nado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *