Cinco posturas de Yoga que te ayudan a aliviar el dolor de espalda

Los largos días sentados frente al ordenador, las malas posturas mantenidas en el tiempo y el sedentarismo son a menudo los culpables de uno de los dolores más extendidos en la población: el dolor de espalda. La mayoría de las personas refieren dolor tanto en la zona alta de la espalda (generalmente debido a una postura de cuello adelantado que genera una gran tensión a la altura del trapecio) como en la zona lumbar (la postura de cuello adelantado modifica también la lordosis lumbar).

Fortalecer la musculatura de la espalda, elongar los músculos y movilizar la columna puede ser una buena ayuda a la hora de mejorar nuestro dolor de espalda, y esto es algo que podemos conseguir a través de distintas posturas de Yoga. Hoy te presentamos cinco posturas de Yoga distintas para mejorar la salud de tu espalda.

Disfruta de todos los beneficios del Yoga en tu centro de Bienestar y Salud. Pincha para saber los horarios y escoge el que mas se adapte a ti.

La postura del perro boca abajo

Quizás una de las posturas más conocidas de la práctica de yoga y que suele formar parte de la mayoría de sesiones de esta disciplina. Se trata de una postura de semiinversión en la que la cabeza queda a la misma altura de los pies y que además nos ayuda a elongar nuestra columna y a estirar los músculos de nuestra cadena posterior.

La clave en la postura del perro boca abajo se encuentra en dirigir nuestro coxis hacia arriba mientras empujamos el suelo con nuestras manos e imaginamos cómo nuestra columna se alarga. A través de esta elongación axialliberamos la tensión intervertebral, creando espacio entre vértebra y vértebra.

La postura de la cobra

La postura de la cobra de Yoga generalmente se realiza de forma complementaria con el perro boca abajo (ambas forman parte, por ejemplo, de la famosa secuencia del saludo al sol) ya que entre las dos combinan el movimiento de flexión y extensión de la columna, perfecto para realizar una movilización de esta zona del cuerpo que suele mantenerse bajo mucha tensión durante la mayor parte del día.

Entre las indicaciones generales que nos pueden ayudar a realizar la postura de la cobra de forma correcta podemos incluir la de proyectar nuestro pecho hacia delante, mantener una correcta alineación de nuestro cuello (no echar la cabeza hacia atrás ni mirar al suelo justo debajo de nosotros), alejar los hombros de las orejas y mantener activados los músculos de la cadena posterior de nuestro cuerpo. Para seguir leyendo el artículo pincha sobre la fuente.

Fuente de la noticia: https://www.vitonica.com/entrenamiento/cinco-posturas-de-yoga-que-te-ayudan-a-aliviar-el-dolor-de-espalda

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *