Cinco consejos para sobrevivir a tu primera clase de spinning o ciclo indoor

Si hay una clase del gimnasio que siempre está a tope de gente y para la que, en ocasiones, tienes hasta que hacer cola para conseguir sitio, esa es la clase de spinning o ciclo indoor. Mucha de la gente que la ve desde fuera suele pensar que cómo es posible que la gente haga cola para semejante tortura, pero los que estamos dentro dando pedales lo disfrutamos como enanos. Sobre todo si no es tu primera clase, en la que solo piensas en salir.

Si quieres animarte a probar una clase de ciclo indoor pero todavía vas con cierto miedo a lo desconocido, te damos cinco valiosos consejos para que sobrevivas a tu primera clase de spinning (y para que vuelvas más motivado aun al día siguiente).

Disfruta de tus clases de ciclo indoor. Pincha para saber más sobre los horarios de actividades dirigidas y elige el que más se adapte a ti.

Habla con el profesor antes de empezar la clase

Personalmente, esto lo he vivido desde ambos lados: como alumna, cuando entré a mis primeras clases de spinning, y como profesora, cuando comencé a impartir clases de ciclo indoor. En ambos casos y desde los dos lados es necesario que cuando comenzamos una actividad nueva, especialmente si es esta, avisemos al profesor de que somos novatos para que pueda darnos las indicaciones pertinentes.

Como alumno, te sentirás más seguro teniendo por seguro que el profesor sabe que no eres un pro de la bici; como profesor, poder estar más atento a las personas que comienzan, haciéndoles sentir cómodos y no exigiendo más de lo que pueden dar, es una forma de que esos alumnos disfruten de la clase y repitan en un futuro.

No hace falta que hagas la clase completa: descansa cuando lo necesites

Rara es la ocasión en que una persona que entra por primera vez a una clase de spinning puede completar la clase entera, y no pasa absolutamente nada porque es perfectamente normal: es una actividad nueva que no has realizado nunca y que probablemente te exigirá un esfuerzo que no has realizado jamás. No te agobies por no poder llevar el mismo ritmo de los compañeros que llevan meses o años practicándolo.

Si en tu primera o primeras clases necesitas sentarte en algún momento en el que hay que pedalear de pie, o si necesitas bajar el ritmo de pedalada, hazlo sin problemas. Lo único que sí te recomendamos es que no dejes de pedalear a tu ritmo: mantén una cadencia y resistencia cómoda durante las primeras clases para ir acostumbrando a tu cuerpo al esfuerzo. Para seguir leyendo este artículo pincha sobre la fuente.

Fuente de la noticia: https://www.vitonica.com/spinning/cinco-consejos-para-sobrevivir-a-tu-primera-clase-spinning-ciclo-indoor

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *