Así puedes integrar las gomas elásticas en tu entrenamiento con máquinas

En infinidad de ocasiones hemos hablado de la importancia de las gomas elásticas a la hora de practicar ejercicio, ya que nos permiten una cierta autonomía. Las gomas aportan resistencia a nuestros movimientos y son una buena herramienta a la hora de realizar ejercicio en cualquier lugar, pues pueden ser una buenas compañeras de viaje. A pesar de esto es importante que hagamos un repaso por este aparato que nos ayudará a conseguir mejores resultados y sobre todo a la hora de trabajar.

Para muchos el uso de gomas elásticas es solo eso, una herramienta o un complemento que usaremos cuando no estamos cerca de un lugar de entrenamiento. Pero no se trata únicamente de esto, ya que las bandas elásticas pueden sernos de gran ayuda en los entrenamientos convencionales a la hora de conseguir aumentar la intensidad de los ejercicios con máquinas y obtener mejores resultados.

Antes de nada: ¿qué es una banda elástica?

En primer lugar, antes de entrar a fondo en materia lo que vamos a hacer es explicar lo que es una banda elástica. Como su nombre indica se trata de una banda de goma que ofrece una resistencia a nuestro cuerpo, ya que para trabajar con ellas debemos estirarlas y para ello es necesaria la acción de los músculos de nuestro cuerpo. Pero con las bandas se pueden hacer otras muchas cosas que no podemos perder de vista.

En el mercado existen diferentes tipos de bandas elásticas. Casi todos los fabricantes coinciden en una cosa, desarrollar diferentes niveles de resistencia. Este grado de resistencia dependerá de la dureza del material, ya que cuando más rígida es la goma, mayor será la resistencia y la fuerza que debemos realizar para conseguir estirar la goma. Todos los fabricantes marcan el nivel de resistencia de las bandas con diferentes colores y con indicadores que marcan la intensidad de las mismas. Por ello es importante que lo tengamos en cuenta a la hora de elegir y de utilizarlas para entrenar.

En el mercado podemos encontrar diferentes tipos de gomas con diferente grosor e intensidad

Usos convencionales de las gomas elásticas

Como ya hemos dejado claro desde el principio del post, y como hemos visto en infinidad de ocasiones, las bandas elásticas se usan como sustituto de los entrenamientos convencionales cuando viajamos. Desde siempre ha sido una de las mejores maneras de mantenernos activos en vacaciones y así seguir teniendo los músculos tonificados. Pero aparte de eso, existen nuevas tendencias en las que las bandas han pasado a ser una herramienta más de entrenamiento, y un complemento a las máquinas existentes en el gimnasio y nosotros queremos explicar cómo.

En las salas de entrenamiento el uso de las gomas elásticas no es tanto de manera directa mediante la acción o tracción con el cuerpo, sino que se pueden usar en máquinas o pesos libres como una forma diferente de resistencia. Sobre todo por la fuerza que ejerce la banda en algunas fases del movimiento como la excéntrica o negativa en la que volvemos a la posición inicial del ejercicio. En este caso la banda elástica jugará un papel importante.

Efecto de las gomas: mayor frenada y concentración en la fase excéntrica

De este modo lo que vamos a conseguir es un doble efecto. Por un lado, a la carga que supone el peso se suma la tensión que ejerce la goma sobre la barra y que nos impide elevar tranquilamente la carga. Por lo que debemos experimentar un esfuerzo mayor. Pero la cosa no se queda solamente ahí, sino que en la fase excéntrica es cuando más notaremos el efecto de la goma y vamos a ver por qué. Para seguir leyendo éste artículo pincha sobre la fuente.

Fuente de la noticia: https://www.vitonica.com/musculacion/asi-puedes-integrar-las-gomas-elasticas-en-tu-entrenamiento-con-maquinas

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *