Anímate a hacer deporte con el nuevo curso: algunas razones por las que mantenernos activos

Septiembre suele ser un mes de vuelta a la rutina. Atrás quedaron los días de relajación y de asueto por vacaciones. En esta fecha es cuando la mayoría de nosotros retoma la vuelta a los entrenamientos y en muchos otros casos aparece el planteamiento de comenzar a realizar deporte. Por ello en este post queremos ver algunos de los principales motivos por los que es muy recomendable y útil hacer ejercicio.

Desde luego que la actividad física es buena para todos a cualquier edad. Pero también es cierto que muchas veces no nos damos cuenta lo que realmente es capaz de darnos a nivel físico. Por ello queremos hacer un repaso por lo más destacado. No es solo para bajar de peso o para tener un cuerpo más o menos musculado, sino simplemente es necesario para conseguir que nuestro organismo funcione mucho mejor a diferentes niveles y por ello debemos detenernos en cada uno de ellos. Diviértete mientras te cuidas en nuestro centro. Pincha para saber más sobre nuestras actividades y abonos. 

Antes de nada es muy importante que dejemos claro que los beneficios que vamos a conseguir con el ejercicio tienen muchas repercusiones físicas, y cada vez son más los estudios que así lo avalan (a lo largo de este post destacaremos algunos de ellos). Pero no solamente se queda ahí la cosa, sino que también el ejercicio tiene repercusiones directas en nuestro estado de ánimo.

Porque el ejercicio activa el metabolismo y la quema de calorías

En primer lugar el ejercicio es bien sabido por todos que activa nuestro metabolismo. Esta activación del metabolismo se debe principalmente a que cuando realizamos una actividad física activamos los músculos que intervienen en la misma. Esta activación hace que los músculos requieran energía y nutrientes para funcionar. Esta demanda es la que hace que se active la circulación. La activación de la circulación hace que nuestro metabolismo aumente su actividad.

A simple vista parece un proceso simple, y en el fondo lo es, pues es una de las maneras más sencillas y rápidas de quemar calorías y con ello conseguir perder peso. Pero también el ejercicio hace que nuestro metabolismo basal aumente. Cuando nos referimos a metabolismo basal se trata de la energía que nuestro cuerpo consume estando en reposo.

El ejercicio ayuda a activar la quema de calorías debido a que aumenta el consumo por parte del organismo

Por norma general el organismo consume energía para funcionar de manera normal, pero cuando tenemos una mayor concentración de fibras el consumo es mayor. Este aumento de las fibras musculares se consigue mediante el ejercicio. Debemos tener presente que cuando hacemos ejercicio sometemos a los músculos a una situación de estrés y con ello a una mayor demanda de nutrientes y un mayor consumo calórico.

Hay que tener presente que esta situación de alteración muscular o agitación metabólica se mantiene en el organismo durante horas, pues hasta que los músculos no se recuperan esta acción no disminuye. Por ello el ejercicio nos mantiene el metabolismo más activo durante más tiempo y consumiendo más sin apenas darnos ni cuenta. Por ello el ejercicio es un buen aliado para mantener o bajar el peso, aunque no debemos olvidar la importancia de la alimentación, pero ese es otro tema a tratar en otro momento…

Porque ayuda a mejorar los casos de diabetes y prevenirla

Si de índice glucémico se trata, nosotros nos vamos a detener en este punto que tanto se asocia con el ejercicio. Es cierto que al realizar ejercicio los niveles de glucosa en sangre disminuye. Por este motivo siempre se ha asociado la práctica de ejercicio a la prevención de afecciones como la diabetes o a la mejora de la misma en caso de padecerla. Para hacernos eco de esto nos vamos a detener en un estudio realizado por la Universidad de Antioquia en Colombia y publicado por la revista Investigación y Educación en enfermería.

Una ayuda eficaz frente a las personas enfermas de diabetes y una buena herramienta de prevención

Este estudio se realizó con personas de edades adultas comprendidas entre los 35-55 años de edad en varias tandas. Para el inicio del mismo se escogió una muestra de personas diabéticas y con sobrepeso. Todas ellas realizaban una actividad deportiva escasa y se les comenzó a introducir en el deporte. Se observó durante meses su evolución mientras seguían realizando ejercicio de todo tipo.

Finalmente este estudio concluyó que la actividad física disminuye considerablemente los niveles de glucosa en sangre, lo que hace que en casos de diabetes se minimicen los efectos de la enfermedad y se mejore la situación general del individuo. Además, determina que es una buena herramienta preventiva en personas que no padecen diabetes. Pero además destaca la importancia del ambiente, la genética y la predisposición del individuo. Esto deja claro que el deporte es una herramienta de mejora, pero no es la solución definitiva a la diabetes. Para seguir leyendo este interesante artículo pincha sobre la fuente.

Fuente de la noticia: https://www.vitonica.com/wellness/animate-a-hacer-deporte-con-el-nuevo-curso-algunas-razones-por-las-que-mantenernos-activos

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *