Actividades extraescolares para niños: la oportunidad de descubrir un nuevo deporte

El deporte se presenta como una actividad esencial en la vida de los niños. Imprescindible no solamente para su estado físico y salud sino para su desarrollo social y personal.
Siempre hemos escuchado que los deportes colectivos fomentan valores como el trabajo en equipo, la solidaridad, la cooperación y un sin fin de aspectos más.
Ha llegado la hora de poner en valor también los deportes individuales, de hecho me parece un momento idóneo para ello debido a la situación que estamos atravesando.
La información que tenemos hasta el momento es que las actividades extraescolares se mantendrán dentro de “la normalidad”, es decir, los padres podrán inscribir a sus niños para la realización de las mismas. No obstante, se valorará la situación llegado el momento.
Dicho esto, me gustaría esbozar una lista de 5 deportes individuales que quizás no sean tan comunes (desde el punto de vista clásico, los niños fútbol y baloncesto y las niñas ballet) pero donde podrán trabajar para superarse a través de un objetivo. En los primeros años, dicho objetivo debe ser conocer un poco el deporte, disfrutar de él y aprender sus reglas y técnicas.
A medida que vayan creciendo podrán competir, si así lo desean. Una competición sana, elegante y bien entendida desde pequeños, donde la deportividad se encuentre en el centro de todo.

Pincha AQUÍ y conoce toda la información sobre nuestras ESCUELAS de TENIS, PÁDEL y NATACIÓN.

Deportes de Raqueta

Por un lado tenemos el tenis, un deporte individual donde el trabajo físico y mental lo contemplamos a partes iguales. Como se trata de niños, en el plano mental trabajaremos dos valores, la paciencia y la tolerancia a la frustración.
La paciencia la necesitará puesto que es un deporte muy técnico donde tendrá que golpear muchas bolas hasta que vayan dirigidas correctamente. En cuanto a la frustración, tendrá que aprender a manejarse cada vez que se enfrenten a la derrota.
El padel no es individual, se juega en pareja pero necesitará trabajar igualmente todo lo anterior.

Atletismo

Atletismo no es correr.
Descubrir este deporte es como abrir la ventana y mirar que existe el mundo.
Las categorías del atletismo son varias: carreras, lanzamientos, saltos, pruebas combinadas, marcha y maratón.
El Atletismo es un deporte individual pero a su vez, aporta sensación de pertenencia a un grupo ya que se trabaja y disfruta en compañía. Aún así , es perfecto para estos tiempos porque gracias a que suele practicarse en lugares amplios y al aire libre, le permitirá al niño mantener la distancia de seguridad.
En cada una de estas categorías es necesario desarrollar una serie de destrezas, a medida que el niño va creciendo va adquiriendo «exigencias» diferentes. A esto me refería antes cuando dije que los niños podrían trabajar la superación a través de un objetivo. Pongamos un ejemplo, el niño comenzará haciendo ejercicios de equilibrio, flexibilidad, resistencia, etc…y cuando lo tenga dominado pasará a trabajar la coordinación, la potencia y así sucesivamente. Son objetivos a medio plazo, solo se trata de mantenerle la motivación alta.

Piragüismo

Quizás sea un poco más difícil que un niño elija como actividad extraescolar el piragüismo pero este post va de «descubrir» deportes, no? pues a ello vamos.
El niño podrá desarrollar sus diferentes destrezas motrices además les ayudará a nutrir su autonomía y confianza. En la embarcación estarán «solos» y se sentirán en la obligación de tomar decisiones.

Natación

Este deporte es mucho más común, pero he querido resaltarlo porque es difícil mantener la constancia no sólo de niños sino también de padres.
En los deportes acúaticos o marítimos (como en el caso del anterior) se hace indispensable la disciplina. Cuando llega el invierno, el simple hecho de pensar en agua nos produce frío. A esto podemos sumarle otro contratiempo, no vivir cerca de un centro deportivo de estas características y probablemente tener que llevar al niño en coche.
Pero no es mi intención bajar los ánimos, sino todo lo contrario. La natación mejora la coordinación cuerpo-mente, relaja la musculatura y ayuda en la concentración espacial.

Patinaje

Los niños aprenden a patinar y perfeccionan su técnica a través de dinámicas y juegos en los que practican avances, giros, frenadas e, incluso, algunas técnicas de slalom.
Al igual que en los deportes anteriores, los niños se sienten arropados y en comunidad pero no deja de ser un deporte individual. La sensación de rodar y deslizarse les aporta mayor libertad.

Si quereis ver todos los posts relacionados con los deportes mencionados, no dejéis de visitar la FUENTE DE LA NOTICIA: www.comunidad.decathlon.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *