500 ‘bikers’ dan vida a la BTT 2016

Fin de semana cargado para el practicante del ciclismo de bicicleta de montaña en Menorca, con alternativas en diversas vertientes y en casi todos los puntos cardinales de nuestra Isla. La actividad de la undécima edición de la Volta a Menorca en BTT arrancaba la noche de este viernes en una plaza inédita, la Pare Camps de Es Mercadal, lugar elegido este año por la Penya Ciclista Ciutadella para abrir y cerrar la primera etapa, la Nocturna, de la BTT. Un evento el de este 2016 que consta de tres etapas– más la de promoción de este domingo– y que tiene a 500 valientes ciclistas presentes, junto a los 70 guías. De entre ellos, 291 de fuera de la Isla; mayoría mallorquines y catalanes y también 20 extranjeros, de varios países.

Cada año y cada carrera es diferente, pero lo que sí es igual en la BTT son las ganas previas en la etapa embrionaria. Durante toda la tarde de este viernes los nervios y las ilusiones dominaban en Es Mercadal, adornada la plaza con la feria de la bicicleta. Ya en la entrega de dorsales se palpaban las ganas de los bikers de adentrarse en el Camí de Cavalls y pedalear de noche, mirando un cielo nublado y con amenaza de lluvia para cada día. Minutos antes de la salida, las autoridades realizaban la presentación oficial de la XI Volta Menorca BTT. Entre otras, el alcalde, Francesc Ametller; Marc Pons, en representación del Govern y participante de la vuelta o Pau Allès, presidente de la PC Ciutadella, quien cerró el acto.

¿Nivel dificultad? alto

De un nivel de dificultad «alto» hablaba la página oficial de la BTT menorquina a la hora de clasificar la Etapa nocturna que tenían este viernes por delante los valientes ciclistas que emprendieron pedaleadas hacia los caminos rurales norteños de Es Mercadal.

La parte central de esta etapa, cuya previsión de llegada de los últimos corredores estaba programada para la medianoche, transcurría por un tramo muy exigente del reclamado Camí de Cavalls de la zona de Tramuntana, para los visitantes de fuera de la Isla. La serpiente multicolor debía pasar, en plena noche, por playas como por ejemplo Cala Pregonda, Cala Mica o Cavalleria. En total, en esta etapa embrionaria de la BTT 2016, una distancia a recorrer de cinco kilómetros menos de los 31.47 previstos, con un desnivel acumulado de 287 metros. Recorte obligado por un informe de Medi Ambient, «favorable pero con muchos condicionantes», según la organización, que impedía llegar a Binimel·là, haciéndolo finalmente hasta Cala Barril. Ya el domingo sí se cumplirá este trazado.

Mientras tanto, desde la mañana de este sábado estaba prevista la salida– en la plaza de la Constitució de Maó– de la segunda etapa, de casi 70 kilómetros, pendientes de la irregularidad del tiempo.

 

Fuente de la noticia http://menorca.info/deportes/ciclismo/2016/586260/500-bikers-dan-vida-btt-2016.html

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *