5 rutinas sanas para niños

La alimentación de nuestros hijos nos preocupa y mucho, por eso te dejamos cinco consejos que harán que tengan energía para todo el día.

1. Comenzar el día con un buen desayuno. Un desayuno inadecuado o insuficiente disminuye el rendimiento físico e intelectual de los escolares y su capacidad de concentración. Si lo que falta es tiempo y apetito para hacer un desayuno completo (lácteos, cereales y frutas) nada más levantarse, utilizar el almuerzo de media mañana para completarlo puede ser la solución.

2. Conocer el horario del recreo y planificar correctamente el almuerzo de media mañana es de gran utilidad. Es importante que los escolares realicen un pequeño almuerzo durante la mañana para mantener sus niveles de glucosa estables. Sin embargo, si este almuerzo es demasiado abundante o muy cercano a la hora de la comida, puede saciarlos en exceso y hacer que los niños lleguen sin apetito a la comida del mediodía. Para evitar esto, si el recreo está muy cercano a la hora de la comida, una pieza de fruta, un zumo, unas galletas o un pequeño bocadillo pueden ser suficientes.

3. Elegir la merienda en función de las actividades extraescolares de cada día. Las necesidades energéticas de los escolares varían en función de su nivel de actividad. Los días de actividades deportivas deberemos ofrecerles una merienda más consistente como un bocadillo de embutido magro o queso y un zumo o lácteo. Los días sin actividad física, bastará con una pieza de fruta o un zumo. Una merienda bien planificada puede evitar conflictos por falta de apetito durante la cena.

4. Cenas tempranas, ligeras, cocinadas de forma sencilla y a base de alimentos de fácil digestión, (evitando las comidas grasas o especiadas), favorecerán una mejor conciliación del sueño y un buen descanso que les ayudará a soportar mejor los inevitables “madrugones”.

5. Una dieta variada, rica en vegetales y frutas, pescados (entre ellos los azules) y legumbres, con un consumo moderado de carnes grasas y azúcares simples, junto con una adecuada hidratación, son las claves. La etapa escolar es la época ideal para la adquisición y afianzamiento de hábitos alimentarios adecuados. La alimentación saludable es una asignatura más.
FUENTE DE LA NOTICIA: http://www.sportlife.es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *